Sociedad

Tragedia en Recoleta: un hombre se suicidó luego de matar a su esposa y a su hijo

El portero del edificio ubicado en avenida Córdoba al 3000 fue el que dio aviso a la Policía, luego de encontrar una carta con sobre cerrado que solicitaba justamente eso

lunes 6 de octubre de 2014 - 1:59 pm

Un hombre mató a su mujer y a su hijo y luego se suicidó de un balazo en la sien en un departamento del Barrio Norte, en esta ciudad, donde dejó una carta escrita al portero pidiéndole que llamara a la policía. “Cuando entren al octavo ‘D’ nos van a encontrar a todos muertos. Ya no podíamos seguir viviendo así. Llame a la policía”, decía uno de los párrafos de la carta que dejó el dueño de casa, indicaron fuentes policiales.

Si bien los agentes confirmaron que el hijo del matrimonio padecía problemas psiquiátricos, los investigadores trataban de determinar si en la familia había existido una discusión previa a los crímenes como posible desencadenante del doble homicidio y suicidio.

Fuentes policiales informaron que el hecho fue descubierto minutos después de las 10 en un departamento del octavo piso de un edificio situado en avenida Córdoba 3071. Los voceros explicaron que agentes de la comisaría 19a. de la Policía Federal acudieron al lugar tras el llamado del encargado del inmueble, quien había recibido una carta en la cual le advertían la muerte de los integrantes de la familia.

Los policías ingresaron a la vivienda y hallaron al dueño de casa, Alejandro Zeida, de 78 años, muerto de un tiro en la cabeza en el baño, junto a un revólver calibre 38 con tres vainas servidas en el tambor. Luego los agentes descubrieron en una de las habitaciones a la esposa del hombre, Elvira Sosa, de 77 años, y al hijo del matrimonio, Víctor Zeida, de 40, también muertos de un disparo en la cabeza cada uno.

En la investigación de la escena del crimen los especialistas de la Policía Científica determinaron que los balazos que recibieron la mujer y su hijo habían sido disparados a escasos centímetros de cada una de las víctimas y que el tiro que recibió el hombre fue ocasionado con el caño del revólver apoyado en la sien derecha. A través de las primeras diligencias los detectives establecieron que el hecho se trató de un drama familiar que culminó cuando el hombre supuestamente mató a su mujer y su hijo en la habitación y luego se suicidó en el baño.

La carta que había recibió el portero del edificio había sido presuntamente escrita por el dueño de casa, quien le indicaba al encargado que iba a matarse con su familia y le pedía que llamara a la policía. “Cuando entren al octavo D nos van a encontrar a todos muertos. Ya no podíamos seguir viviendo así. Llame a la policía”, indicaba una de las frases escritas por Alejandro Zeida.

Interviene en la pesquisa del hecho el juzgado de instrucción porteño 38 de Alicia Iermini.

COMENTARIOS