Seguinos en nuestras redes

Economía General

El dólar blue y su mundo

Cómo funciona este mercado paralelo. El folklore de una actividad ilícita que involucra a infinidad de actores

“Nosotros somos los arbolitos. Detrás hay un bosque que no te imaginás”, cuenta uno de estos personajes del microcentro porteño. Los números parecen darle la razón. Nadie sabe a ciencia cierta cuánto se mueve en este mercado de transacciones informales. “Es muy difícil determinar el tamaño. Imagínese que hay compra y venta en todo el país, todo el tiempo” reafirma. “Tiene que ver con las necesidades de cada día. Se estima entre 5 y 30 millones de dólares, pero el volumen va cambiando”, explica el economista Miguel Boggiano, director de Carta Financiera.

Si así fuese, y tomando en cuenta que la brecha entre el precio de venta y el de compra estuvo, en las operaciones de mayor monto, en alrededor de 20 centavos, el mercado blue habría dejado una ganancia diaria de seis millones de pesos. No debería ser una cifra que asuste a una economía.

La cantidad de cuevas es otro de los misterios. Un fiscal que alguna vez investigó el asunto trata de encontrar alguna aproximación: “En todo el país puede haber centenares. En el centro se estima que funcionan cerca de 200”.

Pero no todo termina ahí. Cada mayorista tiene su red de comercialización y, a su vez, cada cueva puede tener varias oficinas. “Es imposible saber cuántos son los mayoristas del billete, pero más o menos se estima que cada uno abastece a unas 10 cuevas, que a su vez pueden tener decenas de arbolitos para el menudeo”, dice el fiscal.

Los arbolitos también varían según el día. Por Florida, vidriera principal de las ofertas del blue, en horas de mucho movimiento suele haber entre cinco y diez por cuadra, que luego se ramifican en las calles laterales, especialmente en Corrientes y Lavalle.

Las llamadas “razias de arbolitos” están bajo la lupa de los jueces. “Nos sacan los billetes que tenemos y el celular. Eso es todo. Al otro día, un nuevo celular y a trabajar de vuelta”, contó un arbolito al cronista del diario La Nación. No hay sumarios, ni actas, ni se inicia una causa. Los dólares cambian de bolsillos y los teléfonos se reducen también en el mercado negro.

“Las requisas son para ahuyentar a los que venden. A los arbolitos los vemos todos los días; con ellos no pasa nada”, dice un policía que custodia la zona.

La connivencia entre ambos ha llegado a tal punto que ya se analiza reemplazar a la Policía Federal como auxiliar de la Justicia: se piensa en la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), una fuerza que, dicen, no tiene lazos con los cambistas del microcentro.

Los grandes operadores

También hay un mercado mayorista, donde se compran y venden cifras de cinco ceros. “Cuatro ceros, sólo para algún favor a un amigo.”

Ahí no hay menudeo. El vaso comunicante entre un mercado y otro es el contado con liquidación y alguna operación de viejos exportadores. “Vos exportás un producto que sale 10 dólares y lo facturás a 8. Ojo, no te podés ir muy abajo porque hay valores de referencia de Aduana. Pero ponele que lo bajás un 20 por ciento. Vos liquidás expo por 8 y los dos dólares restantes son depositados afuera por el comprador en una cuenta a tu nombre”, explica.

Dice que, no por vieja, la maniobra es efectiva y que muchas veces el dinero no ingresa en el país, sino que lo colocan contra alguien que quiere sacar dólares afuera. Y luego advierte: “Cuidado, que si ponés quién soy somos boleta los dos”.

El otro gran proveedor de las góndolas del dólar blue es el ya célebre contado con liqui. No es casualidad que la presidenta Cristina Kirchner apunte ahí. Esta operatoria es mucho más sofisticada y, además, es legal.

Consiste en comprar bonos o acciones -que sean transferibles al exterior- en la Argentina y pagarlos en pesos. Después de 72 horas se transfieren al exterior y se venden afuera contra dólares (también existe la operación inversa).

El precio de este mercado se da por la compra y la venta de los papeles en los diferentes mercados. Para operar, además del dinero en blanco hay que tener una cuenta con un agente de bolsa, que además haga las transacciones, y otra cuenta en el exterior.

 

Economía

El Gobierno sumó al presupuesto los Derechos Especiales de Giro del FMI

En medio de la crisis, el oficialismo realizó una maniobra contable para poder gastar en planes y campaña los dólares extra que envío el FMI.

El Gobierno nacional tomó la decisión de incorporar al presupuesto de este año los recursos por USD 4.334 millones que había transferido recientemente el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La acción se realizó a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU 622) y con la firma de los integrantes del anterior Gabinete. De esta manera, el Gobierno dispuso sumar los recursos de la cuota del FMI con el fin de evitar exceder el 20% de la recaudación del último año.

El pasado mes de marzo, el FMI realizó una asignación general de DEG por un total de USD 650 mil millones para reforzar la liquidez global que se vio afectada por la pandemia. El complemento estuvo destinado a 190 países miembros, en el caso de Argentina su cuota equivale a USD 4.334 millones.

Los Derechos Especiales de Giro (DEG) son un activo de reserva internacional creado por el FMI en 1969 para complementar las reservas internacionales oficiales de sus países miembros.

Ese dinero fue depositado como reserva en el Banco Central con el objetivo de fortalecer la posición cambiaria del país. Pero tras la crisis por la derrota en las PASO, el oficialismo decidió sumar esa suma al presupuesto de este año.

El objetivo de esta acción es poder aumentar el gasto en las próximas semanas sin incumplir la carta orgánica del Banco Central, tal como lo había planteado Cristina Kirchner en un fragmento de la carta que publicó hace unos días. Allí había criticado la gestión económica a cargo de Martín Guzmán y la subjecución presupuestaria.

“Posiblemente haya una devaluación”: el pronóstico de un economista del IAE tras las PASO

Continuar leyendo

Economía General

Lo bajaron de un móvil de TN y Roberto Cachanosky explotó en Twitter

La carta escrita por la vicepresidenta obligó a todos los productores de los noticieros a rearmar la agenda para las emisiones nocturnas, lo que llevó al economista a quedar “colgado” antes de salir al aire con un móvil en su casa

En la noche del jueves, los canales de noticias tuvieron un aluvión de analistas interpretando las consecuencias que traería la explosiva carta abierta que la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, escribió contra el presidente, Alberto Fernández, tras la dura derrota en las PASO.

La carta, publicada cerca de las 19 horas del jueves, motivó que los productores de los noticieros centrales de TV tuvieran que reprogramar los contenidos ya previstos para esa noche.

Una de las víctimas que sufrió con estos cambios de último momento fue el economista Roberto Cachanosky, quien no ocultó su bronca con la producción de Todo Noticias (TN) al enterarse que suspenderían un móvil en el que iba a hablar sobre la actualidad económica.

A través de su cuenta de Twitter, Cachanosky escribió: “No salgo al aire en TN. Se va el móvil. Todo poco serio”.

Pero la queja no quedó ahí, ya que minutos después ahondaría en lo ocurrido, y apuntó directamente contra la producción del programa conducido por Carolina Amoroso.

“Productor de TN me persiguió toda la tarde para mandar un móvil. Llega el móvil, espero 25 minutos para salir al aire y levantan la nota. @carola_amoroso tienen una producción periodística muy poco seria”, tuiteó luego.

Continuar leyendo

Economía

En plena crisis económica e institucional, el “blue” volvió a cerrar en alza

La cotización libre volvió a subir por tercera rueda seguida y se ofreció a $186. Al mismo tiempo, la brecha cambiaria con el dólar oficial alcanzó los 89,2 puntos.

La paz cambiaria registrada post PASO pareciera haber quedado muy lejos en medio de la crisis política, económica e institucional que atraviesa la gestión de Alberto Fernández tras la derrota electoral del pasado domingo. En pleno contexto de renuncias masivas en el Gabinete, el dólar blue volvió a cotizar en alza y se ofreció a $186 para la venta.

Durante el mediodía del jueves, llegó a negociarse a $187, su precio más alto en lo que va del año. La divisa norteamericana que opera en el mercado informal fue negociada un peso más cara respecto al cierre del miércoles. En este sentido, desde septiembre, la cotización libre acumula una suba de $4,50 o 2,5%, mientras que en el transcurso de 2021 el alza del billete verde es de 20 pesos o un 12%.

Por su parte, el oficial mayorista avanzó cinco centavos, a 98,30 pesos, por lo que la brecha cambiaria con el dólar marginal se ubicó en 89,2 por ciento, todavía muy por debajo del récord de los 150 puntos porcentuales anotados en octubre del 2020.

Gustavo Quintana, agente de PR Corredores de Cambio, destacó la “cuarta jornada consecutiva con saldos positivos para el BCRA reducen algo las pérdidas de septiembre, que ahora quedan en poco más de USD 400 millones”.

Por su parte, Gustavo Ber, economista del Estudio Ber, sostuvo que “más allá de las compras que ha podido intercalar el BCRA en sus intervenciones en las últimas ruedas, continúan las preocupaciones sobre las reservas netas, dado que se espera una reanudación de saldos negativos”.

Y agregó: “También los esfuerzos para mantener relativamente calmos a los dólares financieros ejercen presión, más en un escenario donde se viene acelerando la emisión monetaria y así el desafío de administrar un creciente exceso de pesos en un clima de incertidumbre y con una acotada demanda de dinero”.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR