Seguinos en nuestras redes

Política General

Deprimido, Boudou espera el golpe: su estrategia futura y la confianza en Macri

El vicepresidente repudia la explícita falta de respaldo de la Casa Rosada. Siente que lo tratan como a un “traidor”. Tiene esperanzas en que Macri o Scioli no avancen en su contra en el frente judicial

Amado Boudou está deprimido. El teléfono casi no le suena y son pocos los que lo visitan. Pasa su tiempo en leer los escritos que presentan sus abogados en las causas que avanzan contra él en la Justicia. Para colmo de males, hay dudas sobre si presidirá las próximas sesiones en el Senado.

En su entorno tienen la certeza de que el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, es quien teje sistemáticamente el empujón final de Boudou hacia el precipicio, que ven cada vez más cerca.

Cercanos al vicepresidente confiesan que su situación es compleja, porque podría estar sentado en un juicio oral en marzo o abril de 2015, cuando arranque la campaña electoral. Sería por la causa de los “papeles truchos” de su ex auto. “El hizo su descargo y en tres días la Cámara confirmó su procesamiento, es inédito”, indicó uno de sus colaboradores. [pullquote position=”right”]Deprimido, Boudou espera el golpe: su estrategia futura y la confianza en Macri[/pullquote]

La estrategia de Boudou es ir a la Cámara de Casación Penal para dilatar la posibilidad de un juicio oral. Pero podría no tener esa suerte.

El martes tendrá que presentar su descargo por el caso Ciccone en la Cámara Federal. En esa causa, entiende el vicepresidente, hay muchas falencias en el procesamiento que le dictó Ariel Lijo, pero tiene la esperanza de que su situación se revierta.

El vicepresidente repudia la explícita falta de respaldo de la Casa Rosada. Siente que lo tratan como a un “traidor”. Sabe que algunos senadores, como Miguel Angel Pichetto, ya no quieren defenderlo frente a las críticas de la oposición. Saben además que en los próximos meses podría recibir el disparo mortal: el procesamiento por presunto enriquecimiento ilícito. La causa por los papeles truchos, dicen en su entorno, es insignificante comparada con la de Ciccone. Pero aun así, si va a juicio oral es muy simbólica y podría provocar un hecho histórico: sería el primer vicepresidente en estar sentado en el banquillo de los acusados.

Boudou tiene esperanzas en el poskirchnerismo. Si el presidente es Mauricio Macri o Daniel Scioli, es difícil que avancen con el frente judicial. No tiene tantas certezas con Sergio Massa. Sabe, de todos modos, que tendrá que desfilar durante mucho tiempo en Tribunales.

Política

El pedido de los gobernadores tras los cambios en el Gabinete de Alberto Fernández

Tras un almuerzo con el presidente, los funcionarios hicieron referencias públicas a la crisis política de la semana pasada

El sábado gobernadores peronistas almorzaron con el presidente Alberto Fernández y luego en declaraciones públicas se refirierion a la crisis política que derivó en un cambio de urgencia en el Gabinete.

Después del encuentro en La Rioja los gobernadores de esa provincia Ricardo Quintela y de Tucumán Juan Manzur hablaron de la tormenta política en el Gobierno.

Quintela relativizó las fuertes diferencias internas y dijo que “se amplifica todo”, aunque admitió que “Tenemos que mejorar los procedimientos”. Consideró que pese a los enfrentamientos esta semana hubo “un fortalecimiento del Frente de Todos y del Gobierno” y que los ciudadanos “están por sobre los intereses de los sectores, de los partidos políticos y de los dirigentes”, en declaraciones a Radio Mitre.

También habló el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, quien consideró que la súbita disputa de poder entre Alberto Fernández y Cristian Kirchner requiere “institucionalizar el espacio de debate interno” como vía de escape a las tensiones del Frente de Todos.

“La diversidad no puede superar a la unidad, es un complejo equilibrio”, aclaró en radio 10 el exjefe de Gabinete de Cristina Kirchner.

Continuar leyendo

Política

Máximo Kirchner minimizó la crisis política en el Gobierno: “Se generó un sainete, Cristina siempre estuvo del lado de las instituciones”

El diputado del Frente de Todos consideró que desde los medios se le puso un “tono melodramático” al conflicto entre el kirchnerismo y el Presidente

Tras una agitada semana en el oficialismo con la presentación masiva de renuncias de algunos funcionarios del Gobierno luego de la derrota en las PASO, Máximo Kirchner intentó minimizar la crisis política y defendió la postura de Cristina Kirchner en su disputa con Alberto Fernández.

“No sé quién eligió el tono melodramático, la vicepresidenta siempre fue muy responsable”, señaló el jefe del bloque del Frente de Todos sobre su madre.

“La figura de Cristina siempre ha sido a favor de las instituciones y lo ha demostrado. Recordemos que se ha presentado tres veces en una fórmula presidencial y ha ganado las tres”, continuó Máximo, en diálogo con Radio Del Plata.

Además, señaló que hay sobre ella “una suerte de desprecio del sistema político y mediático que no sucede en las generalidades de la gente”.

“Nadie se excluye de las responsabilidades del ahora. Todos somos responsables y todos tenemos que sacar esto adelante. Se generó un sainete desde algún lugar tratando de buscar algún rédito coyuntural que obviamente no iba a suceder. Se puso al Gobierno en un lugar que me llamó la atención el día miércoles”, se mostró sorprendido.

Si bien el tono y el momento de la carta pública de la ex mandataria agudizó la fractura en el oficialismo, Máximo aseguró que fue Alberto Fernández quien “tomó las decisiones” en el Gabinete.

“Eso ha pasado y uno ve que el presidente ha tomado las decisiones, tenemos compañeros nuevos al frente de diferentes lugares y habrá que acompañarlos y estar al pie de esta batalla que es sacar a la Argentina adelante”, señaló. Y luego remarcó que “los nombres y si los cambios son suficientes lo decide Alberto”.

Por último, el diputado le dejó un mensaje al ministro de Economía, Martín Guzmán, al pedir “no inventar programas económicos enlatados que siempre fracasaron” en la historia argentina.

Continuar leyendo

Política

El día que Aníbal Fernández escapó de la policía en el baúl de un auto

El flamante ministro de Seguridad estuvo prófugo de la Justicia durante 48 horas mientras era intendente de Quilmes

La vuelta de Anibal Fernández a la escena política tras ser designado como ministro de Seguridad en reemplazo de Sabina Frederic trajo consigo el recuerdo del curioso suceso en el que habría escapado de la policía escondido en un baúl.

Corría el año 1994, un joven Anibal Fernández que por ese momento era intendente de Quilmes aunque se encontraba prófugo de la Justicia y era buscado por la policía ya que sobre él recaía una orden de captura.

En la mañana del 26 de octubre el juez en lo Correccional y Criminal, Ariel González Eliçabe, ordenó su captura en el marco de una investigación por irregularidades en el negociado de la deuda de Quilmes con la empresa Aguas Argentinas: de acuerdo a la investigación judicial, había falsificado un documento público.

Durante 48 el por entonces intendente quilmeño tuvo paradero desconocido hasta que la Cámara de Apelaciones le concedió el hábeas corpus presentado por sus abogados.

Cuando la orden del juez se hizo efectiva y la policía lo fue a buscar a la municipalidad de Quilmes, Fernández habría huido escondido en el baúl de su por entonces amigo y abogado, Martín Ordoqui. El mismo, a partir de aquel “favor”, comenzaría una meteórica carrera regada de favores políticos hasta llegar al cargo de juez de Casación. En el año 2018, Ordoqui fue suspendido al comprobarse que integraba una banda delictiva y fue acusado de los presuntos delitos de tráfico de influencias y asociación ilícita.

Ya con el escándalo dejado atrás y como jefe de Gabinete en el Gobierno de Cristina Kirchner, fue consultado por esa situación y negó haber escapado en la parte trasera del auto de su abogado y que sólo se mantuvo alejado de la policía “para resguardar la investidura” de intendente.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR