Subsidios

Preocupante: sin subsidios, los hogares pagarían hasta $ 2000 más al mes por energía

En FIEL prevén que, para eliminar las costosas subvenciones, el Estado tendrá que aplicar un plan de transición que ayude a la clase media

jueves 2 de octubre de 2014 - 6:42 am

restricción externa en el contexto de un boom histórico de las commodities, sumada al “impuesto inflacionario” aun en los momentos en que hubo un gran superávit primario, hizo que el economista Fernando Navajas definiera los años 2000 como “insólitos”.

“La política energética es corresponsable de esa situación”, afirmó el economista Fernando Navajas en la última conferencia anual de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), que transcurrió ayer en el hotel Sheraton Buenos Aires ante un auditorio repleto. “La crisis en la energía es muy responsable de la emisión monetaria”, dijo el economista. [pullquote position=”right”]Preocupante: sin subsidios, los hogares pagarían hasta $ 2000 más al mes por energía[/pullquote]

“Los subsidios a la energía y las importaciones suman 16.000 millones de dólares”, detalló, y agregó que una parte del financiamiento del Gobierno se hizo a través de dinero del Banco Central (déficit interno) y otra, también a través del BCRA, con pérdida de reservas (déficit externo). “Hubo un populismo energético que propició subsidios insostenibles durante una década. Fue una operación de destrucción de los mercados mayoristas de energía, una bomba neutrónica que fragmentó los precios que paga la demanda de los que percibe la oferta.”

“Uno tiende a pensar en condiciones normales, cuando los subsidios no son tan grandes, que quizás alcanza con una acción focalizada para los más pobres -prosiguió-, pero yo temo, cuando uno hace las cuentas, que aumentos de la magnitud que vendrían, en energía solamente [electricidad y gas], estarían probablemente cercanos a un shock que va entre 1500 y 2000 pesos más por mes promedio por hogar.”

Navajas estimó que “para los hogares van a ser difíciles de manejar [las tarifas] y por consiguiente un plan de contención tiene que ir más allá de los más humildes en la Argentina. Hay que abarcar una parte relativamente importante de la clase media. Probablemente haya que pensar en planes diseñados para el 50 por ciento de la población”. El economista cree que puede ser a través de un bono de suma fija de entre 500 y 700 pesos.

También se necesitaría, por parte de la población, un uso racional de la energía. “Los hogares pueden reducir la energía que demandan de manera importante, entre un 20 y un 30 por ciento. Hay un sobreconsumo.”

 

COMENTARIOS