Cepo Cambiario

No aclares que oscurece: Capitanich negó una pesificación de depósitos y despertó temor en el mercado

Capitanich rememoró una frase muy parecida a la de Duhalde en el 2002. Tiemblan los dueños de los U$S7000 millones que están hoy en los bancos

jueves 2 de octubre de 2014 - 6:22 am

“Quien deposita en el banco dinero en moneda extranjera, debe recibir del banco moneda extranjera”, aclaraba ayer Julio Alak, en una suerte de remake de la fatídica frase de Eduardo Duhalde: “el que puso pesos recibirá pesos, el que puso dólares recibirá dólares”.

Por su parte, Jorge Capitanich dijo ayer: “El proyecto establece claramente que los depósitos en moneda extranjera deben ser devueltos en la misma moneda y se ha dicho que eso alteraba los mecanismos para que una moneda pudiera ser desvirtuada y cambiada por otra alterando la regla de carácter contractual”, sentenció el jefe de Gabinete, también con una reminiscensia a la promesa del ex presidente, que finalizó de manera poco feliz.

El debate por la posibilidad de pesificar los depósitos ya había surgido cuando empezó a debatirse el texto del nuevo Código, pero las frases con las que se despacharon Capitanich y Alak volvieron a generar ruido entre los inversores por su reminiscencia a la que había pronunciado el ex presidente en el 2002, justo antes de transformar en moneda local todos ahorros hechos en moneda extranjera.

Actualmente existen unos U$S7.000 millones de depósitos nominados en dólares que están contabilizados en las reservas del Banco Central.

Lo cierto es que el temor que empezó a circular en el mercado es que los acreedores saquen los billetes verdes afuera del sistema financiero, lo que agudizaría aún más la escasez de divisas, complicando gravemente los próximos pagos de deuda pública.

Y acaso eso ya empezó a insinuarse hoy en la Bolsa, con la gran mayoría de los títulos públicos registrando una baja en su cotización, como anticipándose a este eventual escenario.

El problema es que, de acabarse los dólares, el gobierno entraría en un default con la totalidad de sus acreedores y tendría que suspender los pagos en billetes verdes que hace regularmente por medio de esos títulos públicos. Y algunos operadores creen que el nuevo Código autoriza a pesificar esas deudas.

COMENTARIOS