Banco Central

Titular del Banco Central confirmó que exigirá más crédito productivo a bancos

Juan Carlos Fábrega se reunió ayer con los principales referentes de los bancos nacionales y extranjeros para solicitarles que vuelquen más pesos al sector productivo argentino

martes 10 de diciembre de 2013 - 7:22 am

El presidente del Banco Central, Juan Carlos Fábrega, se reunió ayer con los principales referentes de los bancos nacionales y extranjeros para anunciarles que el año próximo les exigirá redoblar sus esfuerzos para destinar más pesos a las empresas del sector productivo y pedirles información sobre los desembolsos que ya realizaron este semestre con ese mismo destino.

La reunión convocó a  Claudio Cesario (ABA) y Jorge Brito (Adeba), y a los presidentes de los principales bancos que integran estas asociaciones. Uno de los temas tratados fue el plan que tiene en mente Fábrega para combatir la inflación: la necesidad de que desembolsen una mayor cantidad de préstamos al sector productivo durante 2014 y ayuden, por esa vía, a aumentar la inversión y la oferta que necesita la economía local.

La idea es, concretamente, “profundizar el crédito a la inversión” para ampliar, por esa vía, los proyectos de las empresas y la producción en la economía y atacar por el lado de la oferta al flagelo de la inflación.

Los técnicos del Banco Central trabajan desde hace días en el armado de una normativa que incrementará aún más las exigencias que tienen que cumplir por la llamada “línea de inversión productiva” que les impuso el organismo a mediados de 2012.

Según publicó el diario Ambito.com, los banqueros fueron a la sede del organismo con la idea de pedirle a Fábrega que les permitiera empezar a dar estos préstamos a tasas de interés más altas (hoy deben hacerlo al 15% anual a lo largo de los 36 meses del crédito) y aliviarlos en algunas de las exigencias que actualmente deben cumplir por estar incluidas en la normativa. Los ejecutivos consideran que la línea se les hace insostenible en un contexto de caída de liquidez, tasas de interés en ascenso, inflación y devaluación. Y que la obligación de prestar al 15%, cuando el costo de obtener dinero (con cierta estabilidad, como es el plazo fijo) es para ellos del 21%, les reportará en el futuro una fuerte pérdida de rentabilidad.

El dinero que tienen en los depósitos a la vista, que utilizan para fondear sus créditos en el sistema, está ahora en el mismo nivel de hace exactamente treinta días (lo que significa que no sólo no crece nominalmente, sino que cae en términos reales), y la tasa de interés que pagan por un depósito a plazo fijo se disparó el viernes a un récord del 20,5% por primera vez desde que se instaló el cepo cambiario, en noviembre de 2011

COMENTARIOS