Mundo Insólito

De sueño a pesadilla: un joven tuvo un trágico encuentro íntimo con la mujer de “tres senos”

Michael Squier, de 18 años, se contactó con ella a través de internet y, luego de conocerse on-line, acordaron un encuentro sexual que le dejó una trágica experiencia al adolescente

miércoles 1 de octubre de 2014 - 11:38 am

Cuando se conoció el caso de la mujer con tres senos, muchos hombres habrán tenido la fantasía de conocerla en la intimidad. Michael Squier cumplió ese sueño, pero se convirtió en su peor pesadilla.

El joven de 18 años comenzó a tener conversaciones cada vez más hot con la mujer que se llama Alisha Hessler, pero que cambió su identidad luego del agregado quirúrgico y ahora se la conoce como Tridevil.

En un principio, comenzaron a chatear a través de las redes sociales e intercambiaron su experiencias sexuales. Luego de entablar varias conversaciones y de conocer casi todos los secretos íntimos uno del otro, decidieron entablar un encuentro personal.

Cuando Squier llegó a la casa de Tridevil, la mujer le ordenó tirarse a dormir en la cucha del perro y colgarse un collar canino con la inscripción “esclavo”, le contó a un diario británico. El chico vivió una pesadilla, con miedo a los golpes de la mujer, que durante uno de los encendidos pasajes de sexo le tatuó el pecho con un cuchillo, donde comenzó a escribir su nombre.

“No paraba de gritar cuando lo hizo”, contó y agregó al diario Mirror que ella no se detenía y le decía “mariquita” cuando pedía que se detuviera.

Además, el joven reveló un secreto del tercer seno: “Tiene múltiples prótesis, porque se manchan y no quiere lavarlas”, dijo. Aseguró que los pega con “algún tipo de pegamento”. “Pensé que eran reales, pero siempre fui escéptico porque no me dejaba tocárselo y se quejaba todo el tiempo diciendo que le dolía”, manifestó Squier.

“En un momento se dio vuelta, se sacó su remera, hizo un movimiento y se sacó el seno extra y lo tiró al piso”, concluyó.

“Es ridículo”, replicó furiosa Tridevil en su página de Facebook a las declaraciones de su fugaz amante.

COMENTARIOS