La vuelta de Cristina

Tras la operación, Cristina abandonó uno de sus mayores entretenimientos

Los cambios desde que regresó al sillón presidencial no sólo fueron económicos y políticos, sino que también alcanzaron una de sus facetas preferidas. Enterate de qué se trata

lunes 9 de diciembre de 2013 - 8:10 pm

Cristina Fernández de Kirchner regresó a la gestión presidencial con un golpe de timón que no solo trajo nuevos nombres al Gabinete Nacional, sino que modificó ciertos esquemas económicos y de comunicación con la prensa. [pullquote position=”right”]Cristina volvió menos twittera de la operación[/pullquote]

Más allá de estos cambios, que tienen a Jorge Capitanich como el nuevo cacique del Gobierno, la Primera Mandataria también aplicó virajes estéticos: después de tres años de mantener un luto cerrado, Cristina reapareció tras su operación con una blusa de mangas largas.

Pero los cambios desde que regresó al ruedo político, manteniéndose mayormente detrás de escena, también alcanzaron uno de los hábitos que ejercía con mayor frecuencia y gusto: twittear.

Llama la atención lo inactiva que está la cuenta desde que la mandataria regresó a su sillón presidencial. Basta con ingresar a su cuenta @CFKArgentina para encontrarse con un vacío que arrastra casi tres semanas, en los que no fue publicado ni un sólo tuit. [pullquote]Los cambios desde que regresó al ruedo político también alcanzaron una de sus facetas preferidas: twittear[/pullquote]

La última activación de la cuenta fue el 20 de noviembre, día en el que vio luz una publicación de orden institucional, de las que no se encarga personalmente la jefa de Estado, sino la empresa

Sin embargo, para encontrarnos con las clásicas cataratas de tuits de Cristina, nos tenemos que remontar al 1 de octubre, cuando eligió la red social para descargar su enojo con los medios locales por el “doble estándar” al momento de tratar el acuerdo entre Argentina e Irán, y el pacto nuclear alcanzado entre el país asiático y Estados Unidos.

Aquella vez, tomó extractos publicados en La Nación y en Clarín y fustigó el tratamiento que ambos hicieron de los acuerdos.

COMENTARIOS