Reforma Educativa

Desde el Gobierno Nacional apoyaron la eliminación de los aplazos en Provincia de Buenos Aires

"No se está diciendo que pasen de cualquier manera" sino que las iniciativas forman parte de un proceso de "promoción acompañada", argumentó el ministro de Educación, Alberto Sileoni

jueves 11 de septiembre de 2014 - 2:24 pm

El ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, afirmó hoy que si la decisión de la provincia de Buenos Aires de eliminar los aplazos en las escuelas primaria desde el año próximo “es para no exigir” a los alumnos “no” está de acuerdo, aunque estimó que ese “no” es el “espíritu” de la iniciativa.

“Si la norma resguarda el aprendizaje, si da tiempo para que el aprendizaje se produzca”, entonces “la norma hay que entenderla, hay que trabajarla y seguir profundizándola con los docentes”, expresó el ministro esta mañana. Sin embargo, dijo que desde el gobierno nacional “lo que por supuesto no podemos acompañar” es que “todo pase indiscriminadamente y que todo dé igual” porque “nadie quiere que sus hijos pasen de grado o no pasen de grado sin esfuerzo”. [pullquote position=”right”]Desde el Gobierno Nacional apoyaron la eliminación de los aplazos en Provincia de Buenos Aires[/pullquote]

Sileoni se refirió así a la resolución de la Dirección General de Escuelas bonaerense que dispone que desde 2015 la calificación más baja en las escuelas primarias de la provincia será “regular” para los grados inferiores y 4 para los años superiores. El ministro habló con la prensa antes de encabezar un acto en conmemoración por el Día del Maestro en la plazoleta del Palacio Sarmiento, en Pizzurno 935 de esta Capital, en el que entregó distinciones a docentes.

“El espíritu es la modificación de algunas pautas de evaluación”, subrayó el funcionario y agregó: “No se está diciendo que pasen de cualquier manera” sino que las iniciativas forman parte de un proceso de “promoción acompañada”.

El nuevo sistema que implementará la provincia permitirá a los alumnos avanzar al siguiente año adeudando hasta dos asignaturas de las seis que tendrán y deberán recuperarlas antes de que finalice ese segundo ciclo lectivo. Al respecto, Sileoni afirmó que “se puede pensar en un camino en donde se le pueda dar tiempo a los niños”, tras recordar que en “gran parte del mundo no hay repitencia”, pero insistió en la importancia de resguardar “el aprendizaje y el esfuerzo”.

“Si la norma es para no exigir, no estamos de acuerdo. La norma debe ser para exigir. Cuando propusimos (a nivel nacional) que no haya repitencia en primer grado, lo propusimos porque un chico con ocho meses de escuela no tiene la maduración. Lo importante es que lleguen a los conocimientos. Si la norma es para que todo dé igual, pleno desacuerdo, pero me parece que no es el espíritu”, expresó el funcionario a radio La Red.

“Si es para un siga siga, no estamos de acuerdo, si es para oportunidades, para aprendizaje con esfuerzo, sí estamos de acuerdo”, insistió el ministro. Por último, consideró que “presentar” la norma bonaerense que elimina los aplazos en 2015 “como un facilismo, como demagogia, es un error”. “Si (las críticas a la iniciativa de la Dirección General de Escuelas provincial) es por falta de conocimiento, lo entiendo, pero si es por mala intención es un error”, enfatizó el ministro, para luego asegurar que “el espíritu de la medida es la modificación de algunas pautas de evaluación”.

COMENTARIOS