Ley de hidrocarburos

Sapag, gobernador de Neuquén, quiere acordar con Cristina Kirchner para ser vice de Scioli

El gobernador volvió a negociar en la Casa Rosada y confía en un acuerdo con el sciolismo. También sueña con jugar un rol principal en la YPF estatal

sábado 30 de agosto de 2014 - 7:58 am

Jorge Sapag, gobernador de la provincia de Neuquén, anduvo esta semana de gira por a la Casa Rosada para negociar una ley de hidrocarburos con Cristina Kirchner, en un acercamiento insólito tras haber establecido prácticamente una guerra con el oficialismo en torno a este tema.

Con su poder ratificado en la provincia el último domingo, al ganar su lista en las internas de Movimiento Popular Neuquino, Sapag intenta fortalecerse como un aliado clave de Daniel Scioli. Apuesta a ser su compañero de fórmula o, en tal caso, tener un lugar clave en la próxima YPF. [pullquote position=”right”]Sapag, gobernador de Neuquén, quiere acordar con Cristina Kirchner para ser vice de Scioli[/pullquote]

Sapag no puede ser reelecto pero participará de la discusión por su sucesión, donde ya se anota a su ministro Omar Gutiérrez y su hermano Luis Sapag, los ganadores de la interna del domingo frente al sindicalista petrolero Guillermo Pereyra.

La ardua discusión de la ley de hidrocarburos enfrentó a Sapag con Miguel Galuccio, quien intenta que las empresas provinciales no puedan asociarse con las compañías que exploten los yacimientos.

Según adelantó el portal de noticias LaPolíticaOnline, la diputada neuquina Beatriz Kreitman asegura que los contratos petroleros en la provincia derivan parte de los fondos a la Fundación Alejandría, manejada nada menos que por el ministro de Energía de la provincia, Guillermo Cocco. Está claro que a Sapag le interesa no alejarse del tema, cuando ya no sea gobernador.

El gobernador neuquino se reunió ayer con Carlos Zannini y aseguró que Cristina estaba dispuesta a negociar un nuevo texto que contemple los reclamos de los gobernadores, quienes se niegan a enterrar sus empresas provinciales y resisten límites impositivos que les quiere imponer Cristina y Galuccio.

COMENTARIOS