Crisis automotriz

El Gobierno denuncia “maniobras” de automotrices para no entregar vehículos del Procreauto

"En muchos casos son acciones promovidas por ciertas empresas del rubro automotriz que pretenden justificar con falta de insumos importados, excusas que son absolutamente inadmisibles", aseguró el jefe de Gabinete

viernes 29 de agosto de 2014 - 11:38 am

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, denunció esta mañana una “maniobra de ciertas empresas” para no entregar vehículos del plan ProCreAuto, con la “excusa inadmisible” de que hay “restricciones a la importación”.

El funcionario realizó esta afirmación al comparecer ante la prensa en la Casa Rosada, luego de que se le preguntara por el viaje del ministro de Economía, Axel Kicillof, a Brasil, para negociar el comercio bilateral de autos.

Tras mencionar que la perspectiva de la iniciativa Procreauto es llegar a las “20 mil” operaciones, Capitanich denunció “maniobras de parte de la industria automotriz para no proveer respecto al tema de los créditos, no proveer la unidad (de esos créditos), invocando restricciones a la importación”.

“En muchos casos son acciones promovidas por ciertas empresas del rubro automotriz que pretenden justificar con falta de insumos importados, excusas que son absolutamente inadmisibles, que no son ciertas, reales ni tangibles”, subrayó el jefe de los ministros.

Pero “no existe ninguna razón que justifique admitir problemas de supuesta falta de insumos importados para la fabricación de bienes nacionales. La Industria nunca dice lo que hemos logrado en este tiempo. En 2002 eran 70 mil las unidades producidas, 828 mil en 2011, 790 mil en 2013”, comparó Capitanich.

La iniciativa oficial para estimular la venta de autos, lanzada el 24 de junio y en vigor por tres meses, fue la respuesta del Gobierno a la caída en las operaciones, en un marco de una menor demanda, tanto interna como desde Brasil, el principal socio del país.

Por caso, en julio, la producción de vehículos cayó 31,4 por ciento interanual, según datos de la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA). Ayer, Kicillof viajó justamente a Brasil para reunirse con los ministros de Hacienda, Guido Mantega, y de Industria, Mauro Borges, para “analizar la actualidad del comercio bilateral y los avances en materia de la acuerdo de la industria automotriz”, según fuentes del Palacio de Hacienda.

Entre los principales temas pendientes, Argentina y Brasil tienen que acordar un nuevo acuerdo automotor, tras la extensión que se produjo al régimen vigente hasta el 30 de junio. Según datos que ofreció el 9 de agosto el secretario de Comercio, Augusto Costa, desde la puesta en marcha del plan oficial se otorgaron 8.149 créditos y se entregaron 3.962 autos.

COMENTARIOS