La pelea con los holdouts

El juez Griesa podría quedar al frente de un nuevo pedido de embargo de holdouts contra Argentina

El fondo Elliot presentó un pedido de embargo contra el Bank of China, por los acuerdos que firmó con Argentina. La causa cayó en el segundo distrito sur de Manhattan, donde reina el magistrado

viernes 29 de agosto de 2014 - 5:52 am

El fondo, propiedad del megamillonario Paul Singer, presentó el ayer un escrito ante los tribunales de EE.UU. para que se active la cláusula Discovery sobre la entidad bancaria china, lo que la obligaría a informarle a la Justicia todas las cuentas en las cuales haya circulado dinero de la Argentina, o donde se estén destinando fondos que luego puedan ser girados hacia el país.

Ésta es la tercera presentación que Elliott hace para que se aplique la cláusula. La primera citación del fondo buitre fue ante la Justicia de San Francisco para que se embarguen fondos de la petrolera norteamericana Chevron, causa que cayó en el juez de Oackland Jeffrey Steven White.

Desde Buenos Aires se rechaza de plano cualquier alternativa sobre que esta presentación pueda prosperar, ya que se trata, según la visión argentina, de un vínculo entre dos sociedades anónimas.

La segunda presentación de Elliott fue en los tribunales de Nevada, donde el fondo buitre busca aplicar la Discovery sobre el empresario Cristóbal López. La causa cayó en el despacho del juez de Las Vegas Cam Ferembach, que habilitó ya la investigación sobre 253 sociedades que están o estuvieron vinculadas con López. El magistrado debe resolver primero si según su criterio por esas cuentas circuló dinero de la Argentina, y si es embargable.

La última presentación es la del miércoles pasado sobre el Bank of China. El problema de esta causa es que cayó en el segundo distrito sur de Manhattan, precisamente donde reina el juez Thomas Griesa. Si bien se trata de una causa que no necesariamente está vinculada con el fallo definitivo que le dio la razón a los fondos buitre y que obliga a la Argentina a pagar u$s 1.660 millones, Griesa puede requerir su tratamiento, ya que se trata de una situación vinculada con el “juicio del siglo”.

Según la presentación de Elliott sobre la entidad financiera china, el banco debería cumplir con “las normas 34 y 35 de las reglas federales de procedimiento civil” y enviarle al juez “los datos para fiscalización sobre sus cuentas, antes del 26 de septiembre a las 10 de la mañana”. Lo que se le pide al Bank of China, con dirección en 410 Madison Avenue, es toda la información sobre los proyectos que estén ya cerrados o analizados con la Argentina, y los montos que impliquen esas iniciativas, incluyendo “el proyecto de rehabilitación del Belgrano Cargas, el proyecto de represas hidroeléctricas sobre el río Santa Cruz Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, los acuerdos de swap por 2.099.965.834 dólares y por 4.714.350.000 dólares, y todos los proyectos de infraestructura y de ayuda financiera que hayan sido cerrados por la Argentina y el banco oriental y no se hayan conocido. Si el Bank of China no enviara esta información, se le pide al juez que avance con potenciales allanamientos sobre la entidad.

La mira abarca así a todos los acuerdos que la Argentina firmó con China en Buenos Aires el 18 de julio pasado durante la visita del presidente Xi Jinping, y que trepan a más de u$s 11.000 millones entre los fondos que el Estado oriental tendría que aportar para construir las represas Kirchner- Cepernic y la reformulación del Belgrano Cargas, más el swap por unos u$s 3.000 millones. En teoría, China debería girar ese dinero para que se inicien las obras, y es poco probable que esos dólares provengan de las cuentas del Bank of China, sede Wall Street, con lo que sería muy difícil que por este lado Elliott y Griesa encuentren algo para embargar. Lo que buscan en realidad los abogados del fondo buitre es complicar más al país para presionarlo a firmar el acuerdo según el fallo de Griesa.

COMENTARIOS