Boca Juniors

La última era Bianchi: un Boca sin identidad y copas que no llegaron

El "Virrey" volvió al club con el cual se consagró como entrenador para volver a pelear grandes competiciones, pero los jugadores no pudieron entender su idea de juego y no se dieron los resultados esperados

jueves 28 de agosto de 2014 - 9:52 pm

Pese al buen ciclo que había tenido Julio César Falcioni, el presidente xeneize Daniel Angelici sucumbió ante el clamor popular. Fue así como a fines de 2012, Carlos Bianchi asumió como DT del club con el que se consagró como entrenador. [pullquote position=”right”]La última era Bianchi: un Boca sin identidad y copas que no llegaron[/pullquote]

Sin embargo, luego de la siesta las cosas no fueron igual. El Xeneize naufragó de decepción en decepción con apenas un par de satisfacciones en un año y medio de un equipo sin reacción. Fallaron tanto la dirigencia, los jugadores (de poca jerarquía en comparación con otras etapas de Boca) y el mismo “Virrey”.

El balance es, por supuesto, negativo. Más allá del récord de 26 triunfos, 22 empates y 26 derrotas, el Virrey no pudo pelear ninguno de los torneos en los que participó. Si bien finalizó anteúltimo en su primer torneo, ilusionó con su gesta a nivel continental, donde cayó en los cuartos de final frente a Newell’s, por penales.

La mejor producción del Xeneize con Bianchi fue el segundo puesto en el Torneo Final 2014, conseguido en las últimas fechas después de haber quedado sin chances casi desde el comienzo del torneo. Como otro dato positivo a rescatar quedará el superclásico que ganó con el gol del Puma Gigliotti en la cancha de River.

COMENTARIOS