Inseguridad

Le roban el auto a una ministra de Scioli y la Policía “no tenía móviles” para perseguirlos

En declaraciones a la prensa platense, el chofer de Silvina Batakis, a cargo de Economía, detalló que le pusieron un arma en la cabeza y le desvalijaron la casa. "A dónde vamos a ir a parar?", se preguntó el chofer

lunes 25 de agosto de 2014 - 10:44 am

El auto oficial de la ministra de Economía bonaerense, Silvina Batakis, fue robado hoy en la localidad platense de Gonnet, donde los ladrones amenazaron con matar a la mujer del chofer, quien denunció que es “pobre el patrullaje” de la fuerza de seguridad en la zona.

“Faltan móviles en la comisaría y nadie le da bola a nada”, se quejó el conductor profesional, identificado como Carlos Kihn, quien además sufrió el saqueo de su vivienda por parte de los asaltantes poco antes de que huyeran con el auto oficial.

El episodio comenzó a las 5.45 de esta madrugada frente a la casa de Kihn, ubicada en la esquina de las calles 26 y 486, de Gonnet, donde el chofer de la funcionaria fue asaltado.

“Vinieron en un Ford Ka que lo habían robado en El Bosque tres horas antes. Se ve que había dos en el auto, pero eran cinco; uno me encañona a mí y otros dos se meten en casa”, relató el hombre en diálogo con el canal Todo Noticias (TN).

Y añadió: “Estaba mi mujer… criaturas de 13 años que lloraban y decían: ‘Por favor’. Y ellos (por los ladrones): ‘Que se callen porque te la quemo (por su mujer)'”.

“Me revolvieron todo, me rompieron todo y me llevaron todo. Ya no se puede salir a laburar ni a las 6 de la mañana”, protestó Kihn, para sostener luego que los asaltantes escaparon con el auto oficial y sobre los que especuló que concretaron el robo “al voleo”.

La Policía, alertada por una llamada al 911, buscó el vehículo robado y, al localizarlo, inició su persecución, que terminó en la esquina de las calles 72 y 115.

Allí, el asaltante que lo conducía perdió el control y el Citroën C5 chocó contra un poste de alumbrado público. Los ladrones abandonaron el auto y escaparon a la carrera en distintas direcciones.

Por su parte, Kihn tomó contacto luego con los efectivos de la seccional de la zona. “Faltan móviles en la comisaría y nadie le da bola a nada. Tenían seis móviles y le quedaron tres. Es pobre el patrullaje”, denunció.

COMENTARIOS