Política

Negocio redondo: Un hermano de Timerman asesora a bonistas

Se trata de Javier, quien organizó reuniones para transmitir a dirigentes políticos locales el mensaje de los tenedores de bonos que entraron al canje

domingo 24 de agosto de 2014 - 3:20 pm

Javier, el hermano del canciller Héctor Timerman, fue el encargado de organizar  reuniones con dirigentes políticos locales para transmitirles los mensajes de los tenedores de bonos que entraron al canje. [pullquote] Negocio redondo: Un hermano de Timerman asesora a bonistas[/pullquote]

Mientras el canciller despotricaba contra todas las decisiones tomadas por el juez Thomas Griesa, su hermano era quien se encargaba de transmitir los mensajes de los bonistas.

Javier comenzó a trabajar en Wall Street en 1986, allí  se especializó en divisas internacionales y títulos de mercados emergentes, sobre todo de Latinoamérica. De esta manera se transformó en lobbista de bonistas .

El menor de los Timerman siempre posó sus ojos en Argentina para llevar a cabo negocios, ya que cuando su hermano todavía era embajador en Washington buscó instalar en Buenos Aires una oficina de Bear Stearns, donde él era director de mercados emergentes.

Allí mantuvo reuniones con el equipo del entonces ministro de Economía, Martín Lousteau, y también con Julio Cobos, que todavía era vicepresidente. Sin embargo, finalmente el fondo de inversiones quebró y fue adquirido por la poderosa JP Morgan Chase.

En 2001, momentos en el que el país pasaba por situaciones económicas muy delicadas, Javier se ubicaba en el escenario político y económico como un crítico de “la voracidad del gasto público”.

“Nadie está dispuesto a prestarle más dinero a un país que no ha sabido ordenar sus cuentas públicas. En estas circunstancias, el ajuste es inevitable. Si no tomamos de una vez por todas el toro del desequilibrio fiscal por las astas, la Argentina se hundirá en el incierto mar del default”, opinaba Javier al diario La Nación hace 13 años atrás.

COMENTARIOS