Sociedad

El único acusado por el crimen de Melina se declaró inocente

Acusado de los delitos de "robo y homicidio", se declaró inocente, aunque seguirá preso. Lo reconoció el novio de la joven asesinada en Villa Lugano

viernes 22 de agosto de 2014 - 9:19 pm

El detenido por el asesinato de Melina López, perpetrado en el barrio porteño de Villa Lugano para robarle una cartera, se declaró inocente hoy, pero seguirá detenido.

Fuentes judiciales informaron a la agencia de noticias DyN que así se lo dijo Carlos Eusebio Cañete, de 22 años, al juez de instrucción Javier Ríos en ser indagado, tras lo cual se negó a contestar preguntas y el magistrado dispuso que siga arrestado, acusado de los delitos de “robo y homicidio”.

El arresto fue concretado en el comedor “Los Patitos” de la Villa 20 de esta capital, tras una investigación en la que participaron la División Homicidios de la Policía Federal, la Gendarmería y la fiscal Ana Yacobucci.

Según dijeron las fuentes, lo apresaron después de cinco allanamientos ordenados por el juez Ríos, quien además investiga la supuesta participación de un cómplice en la agresión a López y a su novio por el robo de la cartera de la adolescente.

El imputado fue señalado por el novio de la víctima -quien también sufrió lesiones-, la madre y otros vecinos del barrio “Papa Francisco”, ubicado a metros de la Villa 20, que declararon ante la fiscalía a cargo de Yacobucci.

El secretario de Seguridad nacional, Sergio Berni, había dicho por la mañana que “al presunto asesino lo ha detenido la Policía Federal. No podemos dar mayores datos porque no le ha tomado declaración la Justicia: está bajo secreto de sumario”.

Berni se quejó de que “ayer o anteayer le pedimos a la fiscal que nos diera la orden de detención de aquel que entendíamos que había sido el responsable: nos dijeron que estaban muy ocupados y que no podían”.

“Es como ir a un hospital con un paciente enfermo y que digan ‘estamos atendiendo a otro, no podemos’. Estas son las cosas que no podemos seguir tolerando en la Argentina. Es patético, lo estoy relatando tal cual como fue”, indicó.

El funcionario agregó que “teníamos la sospecha de que había sido este individuo. Anteanoche, toda la noche, tuve que estar en los alrededores de la zona del conflicto porque este señor se paseaba libremente, generando malestar en todos los vecinos. Pudo haber terminado en otra tragedia”.

“Esto comienza en una situación de robo común, en un lugar que es el asentamiento. Es una toma, es una cuestión ilegal en Villa Lugano”, advirtió.

El crimen de Melina se produjo la tarde del martes pasado, en la avenida Fernández de la Cruz, entre Escalada y Pola, cuando la víctima iba caminando con su novio en dirección al supermercado Jumbo para pagar una boleta de su teléfono celular.

COMENTARIOS