Política

El propio Gobierno reconoce que el país entró en recesión

Según datos del INDEC, la economía tuvo un estancamiento en el mes de junio respecto al año 2013. De este modo, es la primera vez que un organismo oficial del Gobierno reconoce la recesión económica

miércoles 20 de agosto de 2014 - 7:09 pm

La economía ingresó en recesión luego que en junio el nivel de actividad se estancó respecto al mismo mes del año pasado, provocando el segundo trimestre consecutivo con resultados interanuales negativos, según datos que informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Con el resultado de junio, el segundo trimestre del año quedó en terreno negativo, luego de los descensos de 0,7 por ciento en abril y 0,2 por ciento en mayo. [pullquote position=”right”]El propio Gobierno reconoce que el país entró en recesión [/pullquote]

Durante el primer trimestre del año la actividad había retrocedido 0,2 por ciento y por lo tanto ahora al sumarse un segundo período consecutivo con caída, el INDEC reconoció en forma oficial que la economía ingresó en una etapa recesiva.

Cabe recordar, que una consecuencia directa de esta situación es el deterioro del mercado laboral, que generó un alza al 7,5 por ciento del nivel desocupación al cierre del segundo trimestre del año.

El resultado de junio revela una economía en similares niveles a la de junio de 2013, aunque los indicadores previos sugerían una tendencia declinante.

Para el organismo la producción industrial cayó 0,3 por ciento durante junio, arrastrada por una caída de 19 por ciento en la industria automotriz.

En tanto, la actividad de la construcción creció 0,6 por ciento en forma interanual, quebrando cuatro meses de retrocesos consecutivos.

El valor de las exportaciones en junio se redujo 3 por ciento, mientras que las importaciones retrocedieron 6 por ciento.

El consumo mostró una marcada desaceleración ya que el uso de servicios públicos apenas creció 3,7 por ciento.
Las ventas en supermercados y shoppings estuvieron en valores similares, apuntalados en la facturación por una inflación del 35 por ciento.

A sabiendas de esta situación el Gobierno lanzó una serie de planes para estimular la compra de automóviles y reactivar el crédito para el sector inmobiliario, pero ambas iniciativas no muestran el resultado esperado.

COMENTARIOS