Salud

Comer sano en la oficina: ¿Una misión imposible?

Las largas jornadas fuera del hogar instalan el “picoteo” constante de comidas que no suelen ser las más saludables. Aún así, de a poco, surgen nuevas alternativas

miércoles 20 de agosto de 2014 - 8:01 am

Comer de forma sana y vivir en una gran ciudad la mayoría de las veces no van de la mano. Pero existen cada vez más alternativas para que las personas adopten una alimentación saludable.
[pullquote position=”right”]Comer sano en la oficina: ¿Una misión imposible?[/pullquote]

Las jornadas fuera del hogar se hacen muy largas, y el reinante snacking o “picoteo”, que se trata de la alimentación constante de tentempiés, sin respetar el tiempo de las comidas principales, parecen reinar en el día a día.

De todas formas, no todo está perdido, de a poco van surgiendo nuevas opciones que apuntan a que las personas lleven adelante una mejor alimentación desde el punto de vista nutricional.

La última novedad son los servicios de delivery de frutas que operan sobre todo en las oficinas, algo simple si se quiere y hasta pasa por nuestra cabeza: ¿por qué no la compran en una verdulería? Pero sí que hay diferencia.

“En 2008 estaba trabajando en una multinacional, justo en ese momento estaba haciendo dieta y cuidarme en el trabajo se me hacía muy difícil porque lo que siempre había eran galletitas dulces y alfajores”, así empieza a contar Alejandra Villareal, en diálogo con Nexofin, cómo empezó la pyme que creo junto a Héctor Fernández: Directo de la Huerta.

Y sigue: “Ese año, en una reunión, a una gerente se le ocurrió ir a comprar frutas. Algunos comieron, otros no. Pero en ese instante se me vino la idea de crear un servicio que le ofrezca a los trabajadores un alternativa más saludable a la hora de alimentarse”.

La pyme no sólo le vende frutas a compañías, sino también porciones de cereales y ensaladas, aunque Héctor aclara: “Sobre todo nos encargan fruta, es increíble el recibimiento que ha tenido nuestro servicio”.

“En los comedores de las empresas venden frutas, pero como postres, no como snacks. Directo de la Huerta apunta que las frutas estén todo el tiempo al alcance de los empleados”, dice Villareal.

Héctor agrega, por su parte: “Es un detalle que mejora la calidad de vida de los empleados, a muy bajo costo”.

Y frente a la pregunta acerca de cuál es la diferencia entre este servicio y que los empleados compren la fruta en comercios, Fernández informa: “Nosotros ofrecemos frutas de calidad, ya que se seleccionan las mejores y se limpian”.

“La canasta que les ofrecemos a las compañías vienen listas para ser ubicadas en un espacio laboral al que todos los empleados tengan acceso”, añade.

Comer de forma sana en el trabajo es muy difícil, todos los sabemos, pero poco a poco deja de ser una misión imposible.

¿Qué opinás de este servicio?

COMENTARIOS