Sociedad

Usura y violencia: cómo funcionan los prestamistas colombianos en Argentina

El método se da en Orán, Salta y se repite en otras ciudades, pero surgió en Medellín en los 80. Prestan sin garantías y cobran a diario. Y se mueven armados

lunes 18 de agosto de 2014 - 11:21 am

La ciudad de Orán, en Salta, tiene 120 mil habitantes que se encuentra a 50 kilómetros de la frontera con Bolivia. Allí, muchos colombianos han montado el gran negocio de prestar dinero por fuera de la legalidad. [pullquote position=”right”]Usura y violencia: cómo funcionan los prestamistas colombianos en Argentina[/pullquote]

¿Cómo funciona el sistema? Los vecinos saben que si tienen una urgencia, si se les presenta un negocio o si tienen ganas de comprar algo, los colombianos van a sus casas con el dinero que necesitan.

Parece sencillo acceder a sus préstamos: sólo hay que presentarles fotocopia de documento y una factura de algún servicio. Según se supo, estos grupos cobran las devoluciones con un interés del 20%. Así se pudo saber a parir de una investigación del diario Clarín.

El problema, sin embargo, comienza cuando no se paga. Los oranenses y los de otras ciudades linderas saben que si no devuelven el dinero tendrán a los colombianos en sus casas, armados, llevándose lo que tengan, y cobrándoles intereses altísimos.

Salta no es la única provincia argentina donde los colombianos practican la usura y amenazan con armas a los deudores. Según informó el nombrado diario, también operan en Misiones, Chaco, Corrientes, Neuquén, Córdoba y Buenos Aires.

En Argentina, la práctica lleva más o menos dos años. Nació en Medellín, Colombia, muy relacionado con el narcotráfico, a fines de los 80, y en ese país se lo bautizó como “Gota a gota”.

¿Un índice más de que Argentina se va pareciendo a Colombia?

 

COMENTARIOS