Campo

Caída de Precios y aumento de costos, la ecuación que tiene en vilo al campo

El año próximo el agro aportaría hasta US$ 5500 millones menos de divisas que en 2014

lunes 18 de agosto de 2014 - 8:06 am

Los especialistas advierten que, por el aumento de costos de producción (mano de obra, insumos, gasoil y fletes, entre otros), hay cultivos que dejan de ser rentables, sobre todo en zonas alejadas de los puertos. Según el caso, la caída promedio puede superar el 60%.

El año próximo el agro aportaría hasta US$ 5500 millones menos de divisas que en 2014, como consecuencia de la caída del precio internacional de los granos. A su vez, el Estado vería reducidos sus ingresos en hasta US$ 1500 millones por derechos de exportación.

El área de siembra bajaría a 33,7 millones de hectáreas, unos dos millones menos que el récord de la campaña 2011/2012. La cosecha, en tanto, bajaría a 99 millones de toneladas, 4,5 millones menos que en la actual campaña.

El maíz, que comenzará a sembrarse el mes próximo, sería el más afectado por la combinación de precios más bajos y costos en alza. Aunque los precios de la soja también están en baja, la oleaginosa volvería a ganarle superficie al maíz por tener un menor costo de producción.

De esta forma, se agudizará la expansión de la siembra de soja impulsada durante todo el período de gobierno kirchnerista, pese a las fuertes críticas que la presidenta Cristina Kirchner hiciera a partir de la pelea con el campo, iniciada en 2008 por el alza de las retenciones a la exportación.

“El área de siembra (total) bajaría por tercer año consecutivo a niveles de 33,7 millones de hectáreas”, dice Gustavo López, analista de Agritrend. Esa merma representa unos dos millones de hectáreas menos que el récord alcanzado en la campaña 2011/12, con 35,7 millones de hectáreas sembradas. López estima que la baja de los ingresos de divisas del complejo granario el año próximo respecto de éste alcanzará los 3000 millones de dólares.

Por su parte, Ambrosetti calcula que la cosecha 2014/15 puede llegar a rozar los 99 millones de toneladas, lo que significaría “unos 4,5 millones de toneladas menos” que la actual campaña. “El precio de los insumos ha subido y el valor de los productos ha bajado: pésima combinación para obtener rentabilidad”, explica el economista de la Sociedad Rural. Mientras tanto, la presión impositiva, vía retenciones a la exportación, se mantiene constante. Según Ambrosetti, los ingresos por retenciones caerían el año próximo unos 1500 millones de dólares, “que hoy equivalen al 15% de las reservas del BCRA”.

Por su parte, Juan Manuel Garzón, economista del Ieral-Fundación Mediterránea, estima que cada tonelada que el país no produzca representa en promedio unos 370 dólares menos en divisas de exportación. A su vez, cada hectárea que deje de sembrarse implicarán más de 1000 dólares menos para el país, según sus cálculos.

Garzón calcula que el complejo agrícola -soja, maíz, trigo y girasol- generará US$ 1900 millones menos en 2015 que en 2014, y que la merma en retenciones llegaría a US$ 650 millones de dólares.

COMENTARIOS