Empleo Público

¿Socialismo vernáculo? Desde 2002 aumentó 67% la nómina de empleados estatales

Según un informe de FIEL, hoy trabajan 3,65 millones de personas en los niveles nacional, provincial y municipal. De esta manera, el Gobierno compensó el estancamiento del sector privado

miércoles 13 de agosto de 2014 - 6:53 am

Según los últimos datos de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), el empleo público aumentó 67 por ciento durante el período 2002-2014. Ya hay más de 3.650.000 personas que trabajan para el Estado.

En esa cifra se incluyen los empleados de los tres niveles de la administración pública (nacional, provincial y municipal) y los de algunas de las empresas estatizadas (por ejemplo, Aerolíneas Argentinas).

Estas cifras no incluyen a aquellas compañías que son privadas pero para operar necesitan abundantes subsidios, como los ferrocarriles o las empresas de transporte, “donde el 80 por ciento de los ingresos, o más, provienen de fondos públicos”, dice Juan Luis Bour, economista de FIEL. [pullquote position=”right”]¿Socialismo vernáculo? Desde 2002 aumentó 67% la nómina de empleados estatales [/pullquote]

Para este año, el economista estima que el empleo público seguirá creciendo en no menos de 86.000 puestos, con una caída del empleo privado de 135.000 ocupaciones. Si además crece el empleo informal en unas 100.000 personas, el empleo privado formal habrá caído en 235.000 puestos.

“Uno de cada 4 asalariados es un empleado público, sin contar la cantidad de monotributistas y autónomos que trabajan para el Estado y otra cantidad de personas que trabajan para empresas que se declaran privadas pero que pertenecen el Estado”, coincide Jorge Colina, de Idesa. “Posiblemente el número final esté llegando a un tercio del total de trabajadores.”

“En los últimos 10 años el empleo público aumentó un promedio de entre 6 y 7 por ciento anual”, confirma Gonzalo Diéguez, director del Programa de Gestión Pública del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec). “Éstos son datos comprobados, pero ni el propio Estado tiene la cifra exacta. Además, uno de cada tres trabajadores que se incorporan al Estado lo hace de manera informal.”

Sólo la semana pasada, el Gobierno autorizó el ingreso de 7500 empleados a la planta permanente, un acuerdo de la presidenta Cristina Kirchner con los jefes sindicales de los empleados públicos para que cerraran la paritaria con un alza salarial por debajo del 30 por ciento.

El empleo privado formal dejó de crecer en 2007. Y en julio de este año, con el inicio de la recesión, la cantidad de despidos se incrementó siete veces con respecto a julio de 2013, según el relevamiento que hace regularmente la consultora Tendencias Económicas. Los despidos afectaron sobre todo a los sectores metalúrgico, clínicas privadas, concesionarios de autos, la industria maderera, fabricación de neumáticos, autopartes, construcción y petroleros. Aumentaron también las suspensiones y la conflictividad.

COMENTARIOS