Empresas

Emfer y Tatsa, la enorme fábrica que el Gobierno olvidó sobre General Paz

La crisis comenzó cuando los empresarios responsables de la compañía, Mario y Claudio Cirigliano, fueron procesados como responsables por las 51 muertes en la tragedia de Once

martes 12 de agosto de 2014 - 7:53 am

Sobre un costado de la General Paz se encuentra un verdadero gigante dormido: el enorme predio de Emprendimientos Ferroviarios (Emfer) y Tecnología Avanzada en Transporte (Tatsa).
[pullquote position=”right”]Emfer y Tatsa, la enorme fábrica que el Gobierno olvidó sobre General Paz[/pullquote]

De acuerdo a lo investigado por el diario La Nación, actualmente la fábrica produce al cinco por ciento de su capacidad y a veces ni llega a ese porcentaje.

En la planta, ubicada en el límite entre San Martín y la Ciudad, aguardan 422 trabajadores que esperan que se les asignen tareas. Según el matutino avanza un vaciamiento silencioso en las oficinas y la fábrica que, en la última semana, llegó al punto de que intentaron llevarse los dispensers de agua.

Las crisis comenzó cuando los empresarios responsables de la compañía, Mario y Claudio Cirigliano, fueron procesados como responsables por las 51 muertes en la tragedia de Once.

Hasta ese momento, tenían el negocio perfecto: reparaban y fabricaban trenes con subsidios estatales para las mismas líneas que ellos operaban, hasta que el Gobierno les quitó las concesiones. Desde aquel momento, disminuyó el ritmo de pedidos a la fábrica.

En Emfer se ocupan de la fabricación y reparación de vagones. En Tatsa, por su parte, se especializan en carrocerías de ómnibus y camiones

Frente al posible cierre de la fábrica, los trabajadores apoyan como única salida la reestatización ya que, según ellos, tienen las maquinarias y la capacidad para producir y reparar en el país los mismos trenes que se les compra a China.

“Más allá de que la compra de vagones en el exterior genera un problema a la industria nacional en su conjunto, nosotros entendemos que la reestructuración del sistema ferroviario debe continuar y tenemos la capacidad para fabricar distintos tipos de coches, pero no vemos como operador al grupo Cirigliano por todo el daño que le hizo al país. El que se tiene que hacer cargo es el Estado, que siempre fue nuestro único cliente”, señaló Ezequiel Peralta, delegado de Emfer, al medio mencionado.

COMENTARIOS