Sociedad

Cierre de la imprenta Donnelley: Provincia dictó la conciliación obligatoria

Tras el fracaso de la audiencia para restituir a los 400 trabajadores despedidos de la planta gráfica, el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación. El miércoles habrá una nueva audiencia

lunes 11 de agosto de 2014 - 9:39 pm

El Ministerio de Trabajo bonaerense dictó esta noche la conciliación obligatoria en el conflicto entre la empresa Donnelley y los trabajadores, al fracasar la audiencia de más de dos horas para intentar arribar a una solución por el despido de los 400 trabajadores de la planta gráfica.

Desde la cartera laboral confirmaron a la agencia de noticias DyN que el miércoles, a las 15 -y no a las 11, como se informó inicialmente-, se desarrollará una audiencia de conciliación entre las partes, en la sede de la cartera laboral de La Plata.
Asimismo, adelantaron que mañana se realizará una inspección a la planta ubicada en la localidad de Garín. [pullquote position=”right”]Cierre de la imprenta Donnelley: Provincia dictó la conciliación obligatoria[/pullquote]

Por otra parte, esta agencia pudo confirmar que desde el gobierno nacional la ministra de la Industria, Débora Giorgi, mantendrá una reunión mañana con el sindicato y un delegado de la empresa, encuentro que se desarrollará a partir de las 16 en el Palacio de Hacienda.

El delegado de los trabajadores, Martín Kilin, dijo a DyN que durante la reunión de esta tarde, de la que participaron únicamente los abogados de Donnelley, “no nos dieron ningún tipo de argumento sobre el cierre y dijeron que no tienen comunicación con las autoridades de la empresa”.

El dirigente adelantó que esta noche van a conformar guardias con los trabajadores en la puerta de la planta “para evitar el vaciamiento” de equipos y ratificó que mañana, a las 6, se presentarán en la empresa inspectores del Ministerio de Trabajo para constatar el cierre.

“Tenemos que esperar si la empresa acata la conciliación y a partir de ahí hacer asambleas”, indicó Kilin y al ser consultado sobre una posible toma pacífica de la planta, sostuvo: “No podemos evaluarlo todavía, primero queremos ver qué define la empresa”.

De la audiencia de conciliación participó el diputado bonaerense del Frente de Izquierda, Cristian Castillo, quien aseguró a DyN que “estamos ante una empresa buitre” y que “una vía para sortear el conflicto puede ser la expropiación de la empresa, y que quede a cargo del Estado”.

El conflicto con la empresa gráfica estadounidense Donnelley se desató hoy, cuando los trabajadores llegaron hasta la planta como todos los días y se encontraron el edificio cerrado y con un pedido de quiebra que afectará la fuente laboral de 400 personas.

Los empleados cortaron durante la mañana el tránsito frente a la empresa, en la colectora de la ruta Panamericana, a la altura del kilómetro 36,700 del ramal, mano a Capital Federal, en rechazo del cierre sorpresivo y denunciando el accionar de la compañía como “extorsivo”.

El delegado Eduardo Ayala negó la crisis de la compañía y advirtió que “es una quiebra fraudulenta y extorsiva, para que los empleados vayan a retiro voluntario en forma masiva e inclusive no descartamos que la empresa aproveche la actual situación con despedidos en la calle, para conseguir un beneficio impositivo o subsidio por parte del Gobierno”.

COMENTARIOS