Política

Kicillof va por todo: Quiere a Costa en el Banco Central y a Agis en Economía

El ministro tiene en mente se el próximo jefe de Gabinete desplazando de lleno a Capitanich y pretende echar a Fábrega, que tiene muchas ganas de dejar la titularidad del BCRA

viernes 8 de agosto de 2014 - 6:04 pm

A pesar de sus evidentes fracasos en materia económica, Kicillof parece tener más voz y voto que cualquier par en el oficialismo. La presidenta Cristina Kirchner lo sigue encumbrando en público y hasta se imagina traspasándole la banda presidencial el 10 de diciembre de 2015.

Semejante poder cedido por la primer mandataria argentina lo envalentona para acometer contra las pocas voces que todavía lo contradicen en los temas económicos dentro del Gobierno. Los primeros candidatos a dejar su puesto por antojo del ministro de Economía actual son Jorge Capitanich, jefe de Gabinete y Juan Carlos Fábrega, titular del Banco Central. [pullquote position=”right”]Kicillof va por todo: Quiere a Costa en el Central y a Agis en Economía[/pullquote]

Es así que el ministro está listo para dar el zarpazo y tomar el control del Banco Central, el único resorte de la Economía que todavía no maneja. El objetivo de correr a Fábrega tiene que ver con su oposición a la emisión sin límites que planea Kicillof para sortear los efectos del default. El experimentado banquero sabe que eso (y una baja de tasas) sería catastrófico para una economía que ya sufre una inflación de más de 30 por ciento.

Hoy el periodista Marcelo Bonelli, detalló en el diario Clarín algo que ya venía confirmando el prestigioso medio LaPolíticaOnline, y es que Kicillof imagina como nuevo titular del Central al secretario de Comercio, Augusto Costa contando ya con el aval del vice del BCRA, Miguel Pesce.

Fuentes consultadas por LaPolíticaOnline aseguran que Kicillof se imagina como el sucesor del chaqueño y piensa dejar en Economía a su actual viceministro, Emmanuel Álvarez Agis, una maniobra que le permitiría seguir teniendo el control de esa cartera y, a su vez, extender la injerencia sobre los otros ministerios.

COMENTARIOS