Salud

Científicos encuentran un gen que aumenta el riesgo de cáncer de mama

Una investigación de la Universidad de Cambridge descubrió que las mutaciones en el BRCA1 y BRCA2 podrían desarrollar la enfermedad.

viernes 8 de agosto de 2014 - 5:08 pm

Un grupo de científicos de la universidad de Cambridge descubrió que a la presencia del BRCA1 y BRCA2 se le suma el PALB2, que según un trabajo publicado en “The New England Journal of Medicine” que multiplica por tres el riesgo de sufrir esta enfermedad. [pullquote]Científicos encuentran un gen que aumenta el riesgo de cáncer de mama[/pullquote]

Los investigadores analizaron los datos de 154 familias sin mutaciones BRCA1 o BRCA2, sin embargo 362 de esas personas tenían la mutación del gen PALB2. En las pruebas los científicos vieron que las mujeres portadoras de esta extraña mutación tenían un 35% más de probabilidades de contraer esta enfermedad a los 70 años.

A pesar del que la cifra de riesgo se triplica, todo depende de los antecedentes familiares de cada mujer, ya que sólo un pequeño grupo de mujeres en el mundo es portador de esta mutación.

“Desde que se descubrieron las mutaciones BRCA1 y BRCA2 a mediados de los 90 no se encontraron otros genes de importancia similar. Es un candidato potencial para ser el BRCA3. Estamos en condiciones de dar asesoramiento genético a las portadoras”, explicó Marc Tischkowitz, del Departamento de Genética Médica de la Universidad de Cambridge.

Los positivo de la investigación es que se descubrió que el PALB2 es sensible a un nuevo tipo de fármacos, los inhibidores de PARP, que se encuentran en fase de prueba.

“Cada día aprendemos sobre factores que influyen en el desarrollo del cáncer de mama. Esta mutación es otra pieza del rompecabezas que servirá para ayudar a las mujeres a tomar decisiones para minimizar su riesgo”, aseguró Peter Johnson, jefe de Cáncer Research Uk.

Por último, Florencia Perazzo, presidenta de la Asociación Argentina de Oncología dijo: “Siempre es importante poder identificar subgrupos de pacientes para cambiar el curso de la enfermedad. Es una buena noticia, un grupo de mujeres se va a beneficiar con esta información porque se las someterá a mayores controles y mayores cuidados”.

 

 

 

COMENTARIOS