Crisis Argentina

Nuevos cruces entre los industriales y Kicillof por el freno en la economía

El titular de la UIA, Héctor Méndez, dijo no hay condiciones para invertir en Argentina y el ministro de Economía, le respondió que era una excusa para no invertir

jueves 7 de agosto de 2014 - 6:06 am

El titular de la UIA, Héctor Méndez, en el marco del 7º Coloquio de la Unión Industrial de Córdoba (UIC), que finalizó ayer en el hotel Sheraton de esta ciudad, había manifestado que ““imaginar que pueda haber inversión hoy es casi un disparate” porque el horizonte es incierto y “se necesita previsibilidad”.

Tras esta afirmación, el titular del Palacio de Hacienda, Axel Kicillof, despotricó contra el industrial del plástico al plantear que utiliza la pelea con los fondos buitre como “excusa para no invertir”. “Enrolló el anzuelo y la caña y se lo guardó bien guardadito”, le dijo al empresario, al tiempo que instó al sector privado a colaborar con la producción. [pullquote position=”right”]Se renuevan los cruces entre los industriales y Kicillof por el freno en la economía[/pullquote]

“¿Ahora van a usar a los buitres como excusa para no invertir? ¿No será que no quieren poner su grano de arena? El Gobierno va a poner su parte, pero los empresarios que también pongan la suya, que tomen riesgos, que inviertan en lo productivo”, afirmó Kicillof. Y concluyó: “Si quieren que su negocio no vaya mal, tampoco sea cosa que vean un fósforo y declaran que arde Troya”.

Todavía en el coloquio de Córdoba, Méndez no tardó en responderle. El empresario no pudo evitar transmitir su molestia con las declaraciones del ministro y en una entrevista con El Cronista, afirmó que ““Kicillof no puede matar al mensajero”. “Yo sólo digo lo que plantean los empresarios. Trato de decirlo de cualquier manera que pueda llegarle al Gobierno. Si vamos a visitar al ministro y no nos deja llevar ni un power point donde explicamos las cosas, claramente el mecanismo deberá ser por los medios””, afirmó.

También Felippa fue duro contra el Gobierno. En su discurso de cierre del coloquio, pero también de despedida como presidente de la UIC (–deja el cargo a mediados de septiembre) para darle lugar al vicepresidente, el plástico Gerardo Seidel–, el empresario con aspiraciones políticas le reprochó a las autoridades no haber atacado los problemas que se les venía advirtiendo desde hace tiempo.Veníamos advirtiendo acerca de la creciente pérdida de competitividad y planteando que podíamos caer en recesión si no se corregían ciertas variables. La respuesta fue amenazas, persecuciones y aprietes”, disparó el industrial cordobés.

COMENTARIOS