Negocios con el Estado

Fuerte acusación vincula a Ricardo Lorenzetti con negocios del PAMI

En el programa de Jorge Lanata emitido por Radio Mitre, un ex socio de Lorenzetti lo acusó por irregularidades con una empresa proveedora del Estado en Rafaela. Contó cómo operaba y el rol del hijo del juez

martes 3 de diciembre de 2013 - 5:34 am

En su emisión por radio Mitre, el periodista Jorge Lanata entrevistó a Gustavo Tita, un ex socio del juez de la Corte Suprema Ricardo Lorenzetti en la gerenciadora de salud de Rafaela, prestadora del PAMI de Carlos Alderete.

Durante la entrevista, Tita dio detalles de cómo era la operatoria que llevaban a cabo: “Hace 20 años que conozco a Ricardo Lorenzetti y hace años que lucra con el negocio de la salud. Lo hace por medio de su hijo, Pablo Lorenzetti”, denunció Tita y precisó: “Llegaba el PAMI a Rafaela y ellos se quedaban con los afiliados porque manejaban los sanatorios”.[pullquote position=”right”]Fuerte acusación contra Lorenzetti: Los negocios del magistrado[/pullquote]

“Ellos se quedaron con el monopolio de la salud en Rafaela, Lorenzetti hizo callar las voces de la radio en su contra, esto lo digo por la Ley de Medios”, y prosiguió, “Lorenzetti, en los ’90, fue asesor legal de una de las prestadoras. Él tenía conexión con Alderete. Lorenzetti armaba una sociedad y armaba otra por mis denuncias. Ellos se quedaban con el dinero de las obras sindicales”.

“Lorenzetti fue asesor legal y diseñador de estas gerenciadoras. Esto lo convenía con Alderete, qué forma legal le iban a dar a esta institución para que pudieran ejercer su papel y que después no puedan ser investigados. Desaparecía una sociedad y aparecía otra”.

Según Tita, estas gerenciadoras eran intermediarias y lo que hacían era “tratar de quedarse con los dineros, primero sindicales y después sumaron otra para quedarse con el dinero como intermediadora. Cuando descubro este tipo de maniobras renuncio y hago las denuncias pertinentes”.

La diputada Elisa Carrió también denunció a Lorenzetti por este entramado y aseguró que “las gerenciadoras eran las intermediarias que ponía Alderete y de las que cobraba coimas”.

 

 

 

 

COMENTARIOS