La causa de la efedrina

Muy serio: Kirchner conocía la trama de la importación irregular de efedrina

De la mano de un grupo de laboratorios, en 2010 le llegó al ex presidente un informe que detallaba cómo ingresaba la droga al país

lunes 4 de agosto de 2014 - 5:47 am

A pesar de que la presidenta Cristina Kirchner haga oídos sordos a un tema que ya tiene preocupado a más de uno en la Rosada, el caso de la efedrina tomó notoriedad hace dos semanas a partir del procesamiento del ex titular de la Sedronar, José Granero, y de otros dos ex funcionarios, acusados de desviar 40 mil kilos de efedrina hacia el narcotráfico.

Según cuenta el diario Clarín, en 2010 el ex presidente Néstor Kirchner tuvo acceso a un informe privado que daba cuenta de la maniobra e involucraba a los hermanos Zacarías, estrechamente vinculados a la familia Kirchner. Luis, uno de los hermanos, actualmente trabaja en la privada de la Presidenta, aunque en los últimos días fue desplazado por las repercusiones del caso. [pullquote position=”right”]Muy serio: Kirchner conocía la trama de la importación irregular de efedrina [/pullquote]

El informe fue entregado por un grupo de laboratorios de primera línea a Néstor Kirchner en la quinta de Olivos. Por ese entonces las compañías estaban preocupadas por los perjuicios ocasionados por el avance de la efedrina, que en parte se desviaba para los medicamentos truchos.

“Cuando hicimos el informe el 16% de los medicamentos de base eran truchos”, contó una fuente que participó de la elaboración del documento. Para entonces, ya se había limitado el ingreso de la efedrina al país: desde septiembre de 2008, apenas un mes después del Triple Crimen, solo pueden comprar los laboratorios inscriptos en el Registro de especialidades medicinales.

Kirchner recibió el informe (estaba dividido en dos partes) de manos de un importante empresario. Aunque apuntaba al negocio de los medicamentos truchos, el estudio destacaba el rol de los Zacarías y de la Sedronar para importar la efedrina en grandes cantidades. Rubén Zacarías era por entonces jefe de Protocolo y Ceremonial de la Rosada. Pese al contenido del informe, siguió en su cargo hasta enero de 2013. Miguel era el secretario privado de Granero y tampoco sufrió las consecuencias. En cambio, Luis Zacarías, quien revestía en las filas del Ministerio de Planificación, fue desplazado por Julio De Vido. “Tiempo después fue rescatado por Rubén y ahora está al lado de Cristina ”, confirmó un ex empleado de la Rosada que conoce a todos los integrantes del clan.

En la causa judicial que tiene a cargo la jueza Servini de Cubría, Miguel Zacarías, actualmente en el PAMI de Santa Cruz, aparece haciendo llamados a líneas de la Casa Rosada. Las comunicaciones, entre 2005 y 2008, siempre están vinculadas a importaciones de efedrina. Fuentes judiciales no descartaron que sea llamado a indagatoria. También se está desarrollando un juicio oral en el Tribunal Oral Federal 4, donde se investiga a los empresarios que importaron más efedrina: Augusto Abraham, Alberto Salvador López y Guillermo Manfredi. En ambas causas hay pruebas sobre los vínculos entre el círculo de Granero y Abraham, el empresario que logró ubicar a su pareja de entonces, Sandra Oyarzabal, como asesora del titular de la Sedronar. “Granero conocía a otros personajes involucrados en este escándalo desde el PAMI”, explicó un ex empleado de la Sedronar. ¿A quién se refiere? Fabio Manuel Trossero, ex jefe de Gabinete de la Sedronar y vinculado al ex secretario de Comercio Guillermo Moreno. También aparece Susana Muzzio, otra ex asesora de Granero que terminó trabajando en Prefarm, uno de los laboratorios que más efedrina importó.

El informe elaborado por un grupo de abogados para los laboratorios también menciona a los ex los jefes de Gendarmería Juan Alberto Rossomando y José Spadaro. El primero pasó a retiro a fines de 2004 por una purga en la cúpula de esa fuerza. “El nexo de los gendarmes con los Zacarías fue Máximo Zacarías, incluso antes de 2003, después se afianzó la relación y conocieron a Luis y a Rubén”, dijo una fuente que accedió al informe. Y agregó: “Para ese grupo, la Sedronar era considerada una unidad de negocios”.

COMENTARIOS