Cambios en el Gabinete

Quién es la integrante de La Cámpora que encabezará el Ministerio de Seguridad

Militante de La Cámpora y de vínculos aceitados con el secretario de Seguridad, Sergio Berni, María Cecilia Rodríguez buscará llenar el vacío dejado por Arturo Puricelli

lunes 2 de diciembre de 2013 - 2:15 pm

El vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro, se paró frente a los pocos periodistas que había en Casa de Gobierno y comunicó un nuevo y sorpresivo cambio en el Gabinete de Cristina Fernández de Kirchner.

La salida de Arturo Puricelli y el ingreso de María Cecilia Rodríguez al frente del ministerio de Seguridad sorprendió por el nombre de esta, hasta el momento, desconocida joven integrante de La Cámpora.  [pullquote position=”right”]La flamante ministra de Seguridad tiene vínculos aceitados con La Cámpora y con Sergio Berni[/pullquote]

En junio pasado, Rodríguez, con la asunción de Agustín Rossi al frente del Ministerio de Defensa, Rodríguez se convirtió en la secretaria de Coordinación Militar de Asistencia de Emergencias. Al mismo tiempo, es reconocida entre las filas de la agrupación kirchnerista por ser la novia del actual secretario de Ciencia, Tecnología y Producción, Santiago Rodríguez.

La designación al frente de esa Secretaría no fue casual ya que la joven tiene buena relación con el secretario Sergio Berni desde que ambos trabajaran juntos en el Ministerio de Desarrollo Social, según informó el diario Página/12 en junio pasado, cuando Rodríguez asumió.

Se especula con que esta relación aceitada con el “supersecretario” de Seguridad fue una de las claves que inclinaron a Cristina a nombrar a Cecilia Rodríguez al frente de la cartera.

Anteriormente, se desempeñó como Directora Nacional de Asistencia Crítica de la Subsecretaría de Abordaje Territorial del ministerio de Desarrollo Social que conduce Alicia Kirchner, y estuvo en Haití cumpliendo “funciones humanitarias” en el marco de la misión de los Cascos Blancos de Cancillería, por lo que fue condecorada por la Presidenta por sus tareas allí.

COMENTARIOS