Seguinos en nuestras redes

Campo

Ruralistas aseguraron que ahorran en granos porque es “lo único” en que confían

El presidente de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, respondió a las críticas de Capitanich y lo comparó con el funcionario menemista Carlos Corach por su “incontinencia verbal”

El presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, aseguró hoy que el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, dice “macanas” y sufre “cierta incontinencia verbal” porque los productores de soja “no están especulando” con el precio internacional del grano, sino que algunos, explicó, conservan “reservas” que “están manteniendo en defensa propia”. [pullquote position=”right”]Ruralistas aseguraron que ahorran en granos porque es “lo único” en que confían[/pullquote]

“No hay ninguna actitud especulativa de ninguna clase”, indicó Buzzi, quien precisó que “con la inestabilidad que tiene la economía argentina en los últimos tiempos, el productor ahorra en granos, que es en lo único en lo que confía: va vendiendo estrictamente lo que necesita”.

En declaraciones a radio Mitre, el dirigente agrario afirmó que el Gobierno “debe generar la certidumbre para que esa liquidez sojera vaya a parar, como lo ha sido durante varios años, a la construcción, a los negocios más diversos, a la maquinaria agrícola, a las camionetas”.

Según Buzzi, “Capitanich empieza a tener algún síndrome de incontinencia verbal. No hay que confundir a la sociedad. Nos recuerda a un viejo funcionario de la época de los ’90 (por el ex ministro del Interior Carlos Corach). Está bien que hable, pero no está bien que diga macanas”.

Campo

Tensión entre el campo y el Gobierno: La Mesa de Enlace define si judicializa el cepo a la carne

Los dirigentes debatirán la propuesta en una reunión en Rosario, buscarán que hay un consenso de todo el sector antes de hacer una presentación en la Justicia

Cuando todavía restan más de 50 días en el que estarán vigentes las restricciones del cepo a la carne, la Mesa de Enlace se reúne para definir los pasos a seguir. Las cuatro entidades que la conforman en representación del campo analizarán diversas propuestas, entre las que se encuentra la realizada por la Sociedad Rural Argentina de ir a la Justicia para frenar el alcance de esta medida.

La reunión se llevará a cabo en Rosario, donde se encuentra la sede de la Federación Agraria Argentina. Según consigna Infobae, la propuesta de judicializar el cepo se basa en la presentación de un recurso de amparo para plantear que la medida oficial constituye una violación de los derechos constitucionales. A su vez, al ser de esta forma buscarán que la Justicia se tenga que expedir de forma rápida a fin de evitar que el tiempo siga corriendo generando daños para todo el sector.

El resto de las entidades deberán evaluar si acompañan o no esta iniciativa ya que de hacerlo debe contar con el apoyo casi unánime de todo el sector agropecuario. Para ello, además de la Mesa de Enlace, también hay una ronda de contactos con otras entidades de la cadena de ganados y carnes par buscar mayor consenso.

Mientras tanto, otras medidas de protesta continúan su curso, en la reunión también se debatirá los pasos a seguir sobre un posible cese de comercialización, para después de las PASO, no solamente de hacienda sino también de otras producciones, como los granos.

La relación entre el campo y el Gobierno se tensó luego de que el presidente, Alberto Fernández, estableciera restricciones a la exportación de carne afectando a toda la cadena productiva. Desde el sector agropecuario se hicieron cargo de evidenciar las consecuencias negativas de la medida que ya se cobró mas de 150 puestos de trabajo, a la vez que pone en riesgo otros 10 mil si la medida perdura en el tiempo.

A su vez, un informe de la Sociedad Rural asegura que en los meses de vigencia del cepo toda la cadena productiva ya perdió 1084 millones de dólares. En este sentido, alegan que los países vecinos del Mercosur se están quedando con las cuotas de mercado que tenía Argentina y que difícilmente puedan recuperarse.

Por su parte, el Gobierno afirma que su intención de restringir la exportación de carne para mermar el aumento de los precios en Argentina está comenzando a dar resultados, tras sostener que en agosto el precio de dicho alimento retrocedió 1,4%.

Desde la dirigencia del campo salieron a cuestionar dichas expresiones. Los integrantes de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) publicaron un comunicado en el cual señalaron: “La carne no estabilizó su precio en mostrador por el desacierto de una medida demagógica, anacrónica, y de sesgo antiproductivo; el precio de la carne históricamente demuestra una estacionalidad que se repite todos los años de condiciones normales en esta época, como resultado de la interacción entre la dinámica del mercado de demanda interno y la producción”.

Continuar leyendo

Campo

Tras el fracaso del cepo a la carne, Alberto Fernández tildó de “avaros” a los productores

El mandatario asegura que debe haber una segmentación en lo que se paga la carne en Argentina y el exterior

El Gobierno transita días complicados en su disputa con el campo tras prorrogar otros dos meses (hasta el 31 de octubre) las restricciones para la exportación de carne, medida tomada por el presidente, Alberto Fernández, en un intento de concentrar la carne en el mercado argentino, aumentar la demanda y así bajar la inflación. La medida no ha generado grandes resultados, por lo que el mandatario apunto directamente contra los productores al acusarlos de avaros.

“Me encantaría que los productores y los frigoríficos entendieran que la Argentina no debe pagar la carne al mismo precio que se paga en Beijing o en París porque a los argentinos no les cuesta producir lo mismo que en esos lugares del mundo”, dijo en diálogo con El Destape.

“Por lo tanto deberían saber discriminar el precio para el mercado argentino y para el mercado internacional, pero a mucha gente la avaricia genera estas cosas. Muchos pícaros ven un ‘momento de oportunidad’ y se meten a hacer disloque que si el Estado no se pone duro, todo se complica”, añadió.

Fernández defendió el cepo a la exportación de carne ya que “el precio de la carne empezó a ceder” luego de citar un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) que documenta que en agosto el precio de dicho alimento retrocedió 1,4%.

Sin embargo, otro informe pone en duda la premisa de Fernández sobre el papel de los productores como formadores de precios: un trabajo realizado en junio pasado por el consultor ganadero Alberto Wainer, con datos del Movimiento CREA, reveló que la Argentina se encuentra en el lugar 13 de un ranking de precios de la carne a nivel global, considerando el dólar oficial, pero sus consumidores tienen un menor salario.

En adición, otro informe realizado por el Instituto de Estudios Económicos y Negociaciones Internacionales de la Sociedad Rural Argentina (SRA), reveló que entre marzo y junio los precios se incrementaron un 18% “7 puntos porcentuales más de lo que subieron los alimentos en particular y la inflación en general”, detalló el informe.

En su entrevista, Fernández no hizo mención a los resultados negativos que ha tenido la medida. Un trabajo del Instituto de Estudios Económicos de la Sociedad Rural Argentina (SRA) revela que la cadena del sector, que incluye a productores, frigoríficos, empleados, servicios vinculados, entre otros rubros, viene perdiendo ocho millones de dólares por día desde la instalación del cepo. En total, las restricciones a las exportaciones ya le han costado al campo US$1084 millones de dólares.

La extensión del cepo a la carne pone en riesgo la fuente de trabajo de muchos argentinos: Daniel Roa, titular del Sindicato de la Carne de Santa Fe, advirtió que por el cepo a la exportación de carne, 150 trabajadores ya perdieron su puesto en varias localidades de aquella provincia. La incertidumbre crece en el sector, ya que se cree que la medida del Gobierno podría poner en peligro 10.000 puestos más.

Continuar leyendo

Campo

Brasil suspende sus exportaciones de carne a China y Argentina se pierde un negocio millonario por el cepo a las exportaciones

El país vecino detectó dos casos del “mal de la vaca loca” y se vio obligado a tomar esta drástica decisión. En el Gobierno no prevén modificar las restricciones que continuarán vigentes hasta el 31 de octubre

El mercado de carne sucumbió luego de que Brasil suspendiera sus exportaciones de carne a China tras la confirmación del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento de dos casos de “mal de la vaca loca” en un matadero en Belo Horizonte y otro de Mato Grosso. El país carioca es el principal exportador mundial de carne, por lo que su retirada provisoria del mercado deja una enorme vacante para abastecer al Gigante Asiático, algo que no puede ser aprovechado por Argentina.

Aquí, continúa vigente el cepo a las exportaciones de carne por lo que el Gobierno de Alberto Fernández tiene cuotificados en un 50% las ventas al exterior y no podrá ser aprovechada en plenitud esta oportunidad implicando nuevas perdidas en los productores de carne.

Al respecto, el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Nicolás Pino, destacó que casos como el de Brasil dan cuenta del tipo de oportunidades de exportación que pierde la Argentina con la medida oficial. A su vez, Gustavo Grobocopatel, uno de los empresarios de agronegocios más destacados de la Argentina, dijo en declaraciones radiales que la prohibición oficial de exportar carne vacuna le hace perder oportunidades y mercados “muy difíciles de recuperar” a la Argentina.

Para peor, la demanda insatisfecha de China no solo no es aprovechada por Argentina, sino que su retiro voluntario beneficia a competidores directos como Uruguay, Estados Unidos y Australia.

Esta situación es algo que viene ocurriendo desde el inicio del cepo ya que Uruguay capitalizó gran parte de los mercados que Argentina dejó de abastecer, esto le ha permitido ingresar en el top 10 de países que mas carne exportan, mientras Argentina sigue cayendo puestos.

Un informe publicado por el Instituto de Estudios Económicos de la Sociedad Rural Argentina (SRA) reveló que la cadena del sector, que incluye a productores, frigoríficos, empleados, servicios vinculados, entre otros rubros, viene perdiendo ocho millones de dólares por día desde la instalación del cepo. En total, las restricciones a las exportaciones ya le han costado al campo US$1084 millones de dólares.

En 2020, Brasil envió solo a China cerca de 3 millones de toneladas de carne. Todavía se desconoce por cuánto tiempo quedarán suspendidas las exportaciones y que porción de ese numero el país vecino no podrá venderle al Gigante Asiático. Sin embargo, lo cierto es que ningún porcentaje será aprovechado por el campo argentino

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR