Pobreza

¿Sigue la mentira? Las cifras de pobreza reavivan la tensión entre el Gobierno y la Iglesia

En la última presentación de esta medición de la UCA, el rector, monseñor Víctor Manuel Fernández, no se quedó callado y salió al cruce de los cuestionamientos del oficialismo

miércoles 30 de julio de 2014 - 6:16 am

El último roce entre el Gobierno y la Iglesia, que ya vienen desde hace tiempo manteniendo una relación algo difícil, se produjo por las cifras sobre la pobreza que difundió días pasados el Observatorio para la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA).
[pullquote position="right"]¿Sigue la mentira? Las cifras de pobreza reavivan la tensión entre el Gobierno y la Iglesia[/pullquote]

La medición calculó un 27,5% de personas bajo la línea de pobreza en el segundo semestre del año pasado, muy lejos del 4,7% informado por el INDEC para el primer semestre del 2013, el último que difundió.

El encargado de desacreditar los datos de la UCA fue el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quien consideró que el trabajo del Observatorio para la Deuda Social adolece de “graves inconsistencias metodológicas” y aseguró que lo realmente serio es la medición del INDEC.

Aún así, el organismo oficial debió comunicar en abril la medición del segundo semestre del año pasado pero, sin brindar explicación alguna, no lo hizo.

Así, en la última presentación de las cifras de la UCA, el rector, monseñor Víctor Manuel Fernández, no se quedó callado y salió al cruce de los cuestionamientos.

Sin nombraar a Capitanich, ni a otros referentes del oficialismo que también critican los relevamientos de la universidad católica, se limitó a sostener: “Hay observaciones a nuestra metodología que son incorrectas y otras realmente burdas”. Y defendió: "Nos basamos en 5.700 encuestas realizadas por profesionales ”.

“Si nos situamos en (mediciones) intermedias de pobreza, lo que sí queda claro es que hay alrededor de un 20% de la población que conforma ese ‘núcleo duro’ que no se ha roto, con el cual mantenemos una deuda social grave de la que todos somos responsables”, indicó.

COMENTARIOS