Seguinos en nuestras redes

Política Internacional

Tanto Putín como Rousseff descartaron que Argentina se sume a los BRICS

A días de la cumbre de Fortaleza, ambos presidentes negaron la posibilidad de incorporar nuevos miembros al foro. Cristina Kirchner asistirá a una reunión del grupo con países sudamericanos en Brasilia

El grupo de países donde se agrupan las mayores economías emergentes del mundo, denominado BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) celebrará una cumbre en la ciudad de Fortaleza el próximo martes. Previo a ese encuentro, diversas voces empezaron a considerar la posibilidad de que uno de los temas a tratar sea el ingreso de la Argentina a la selecta nómina.

Sin embargo, La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, negó que los países del bloque tengan planeado discutir el ingreso de nuevos miembros durante la reunión. “Eso no está en discusión en este momento”, declaró Dilma en un encuentro con periodistas de medios extranjeros. [pullquote position=”right”]Tanto Putín como Rousseff descartaron que Argentina se sume a los BRICS[/pullquote]

A esta negativa se sumó la de otro peso pesado del foro. Vladimir Putin, presidente de Rusia, declaró que “la cuestión de aumentar el número de miembros de los BRICS por ahora no se considera”.

“Rusia valora el deseo del gobierno argentino de unirse a los BRICS. Es muy posible establecer relaciones de alianza estratégica entre los BRICS y Argentina, lo mismo que con otros países en desarrollo, en los aspectos de política internacional, economía y finanzas”, aseguró Putin.

“Primero se deben optimizar todos los numerosos formatos de la cooperación establecidos en el grupo”, explicó Putin. Y continuó: “No hay criterios rigurosos para que un Estado se una a los BRICS. La decisión se toma individualmente”. Sin embargo, dejó una luz de esperanza para aquellos que abogan por la presencia argentina:  “Es probable que en el futuro se plantee la cuestión acerca de una ampliación gradual de los BRICS”, sostuvo.

Luego de su reunión en La Habana con Fidel Castro y su hermano Raúl, el mandatario europeo visitará la Argentina y luego partirá hacia la cuembre de los BRICS en Brasil.

Política General

Felipe Solá prendió el ventilador: criticó al Presidente por su salida y reveló que nunca lo llamó

El ex Canciller rompió el silencio y contó cómo se enteró de su repentina salida como titular del Ministerio de Relaciones Exteriores

A pocas semanas de haber sido expulsado de la Cancillería, Felipe Solá salió a criticar la forma en la que lo corrieron del Gobierno y contó que el Presidente no se comunicó con él tras su salida. Además, aseguró que no se esperaba la decisión.

En diálogo con la periodista Nuria Am en CNN, el ex funcionario dijo: “La forma en que recibí la noticia, que fue un llamado de Cafiero, me pareció que no era la apropiada por una cantidad de razones y se lo hice saber al Presidente”.

Recordemos que Solá se enteró que sería echado de su cargo cuando ya estaba viajando hacia México para representar a Argentina en la cumbre de la CELAC.

Distanciado del Gobierno, Felipe Solá se despidió de Cancillería

Solá aseguró, además, que muchas veces le costó hablar con el Presidente para conocer su posición sobre temas trascendentes para la política exterior y que se sintió defraudado por su salida del gabinete nacional. “Yo pensé que la Cancillería funcionaba muy bien, no lo imaginé”, afirmó.

“Uno habla con el presidente cuando lo llaman. No volví a hablar, no me llamó. Con Cafiero fue por whatsapp. Yo estaba en un avión en El salvador. Le pedí que no anunciaran la noticia así no quedaba desapoderado en México, pero la necesidad de anunciar el gabinete era muy grande, y me contestó que los tiempos eran distintos y que lamentaba mucho que así fuera”, agregó.

Con relación al nuevo rol de Cafiero como Canciller, Solá señaló: “Lo que tenga de inexperiencia lo puede solucionar con su cercanía con el Presidente, eso es muy importante. En política exterior se toman decisiones que impactan a todos los argentinos y hay que ser coherentes con lo que piensa el Presidente. Ahí Cafiero tiene una ventaja, tiene otras desventajas de la inexperiencia en la política y en lo diplomático”.

Continuar leyendo

Política

“El Mercosur se va a modernizar y quien esté incómodo que se retire”: la advertencia de un ministro brasilero a Argentina

Lo afirmó el titular de la cartera económica, Paulo Guedes, quien apoyó a Uruguay en su puja por una mayor liberalización del comercio dentro del grupo

El Mercosur atraviesa un complicado momento a raíz de las marcadas diferencias entre sus socios sobre como debe continuar el grupo respecto a las restricciones comerciales que hoy existen. Al respecto, el ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, dijo que su país no se retirará del bloque, pero no aceptará que el grupo sea una herramienta de ideología.

“Un día Argentina nos dijo eso: el Mercosur es como es, el que quiera que se retire. Nosotros devolveremos eso a Argentina: el Mercosur se va a modernizar y quien esté incómodo que se retire”, afirmó Guedes en un evento en línea organizado por la Cámara de Comercio Internacional.

Las tensiones comenzaron en la cumbre celebrada en marzo pasado cuando el mandatario uruguayo, Luis Lacalle Pou, afirmara que el Mercosur se había transformado en un “lastre” en referencia al poco margen de acción que tenían los países para avanzar con acuerdos de librecomercio con terceros países.

“Si nos hemos convertido en otra cosa, en una carga, lo lamento. No queríamos ser una carga para nadie. Eso hace que a uno lo tiren de un barco y lo más fácil es bajarse del barco si esa carga pesa mucho. Terminemos con esas ideas que ayudan poco a la unidad. No queremos ser lastre de nadie. Si somos un lastre, que tomen otro barco“, fue la respuesta del presidente argentino, Alberto Fernández, invitando a su par de Uruguay a que abandone el grupo si no estaba de acuerdo con las condiciones.

Hoy, seis meses después, el ministro Guedes recoge el guante de esa situación y se posicionó claramente del lado de Lacalle Pou en una disputa que seguirá dando que hablar. Por lo pronto, Uruguay ya avanza por su cuenta con acuerdos de libre comercio con potencias extranjeras como china

Continuar leyendo

Política

Distanciado del Gobierno, Felipe Solá se despidió de Cancillería

Vía twitter, el excanciller se expresó sobre su salida y evitó mencionar al presidente tras su abrupta salida

Pese a que no estaba en carpeta, el ex canciller Felipe Solá terminó en el grupo de ministros que no continuarán en el cargo en el nuevo gabinete post derrota electoral del oficialismo en las PASO. Pese a que virtualmente dejó su puesto el último viernes cuando tomó conocimiento de que debía dar un paso al costado, oficialmente hoy deja de ser el ministro de Relaciones Exteriores tras la asunción de su reemplazante, Santiago Cafiero.

En este sentido, ya fuera del Palacio de San Martín Solá publicó un sentido mensaje para los trabajadores de la Cancillería: “No hay palabras para agradecer tanto afecto de todos los trabajadores y trabajadoras de la Cancillería Argentina. Gracias por poner el cuerpo en un momento muy difícil del país”, señaló Solá desde su cuenta de Twitter.

“Seguiré trabajando por la recuperación plena de nuestra querida Argentina”, agregó, junto con una foto de su despedida en el Palacio San Martín.

En su publicación omitió hacer mención al presidente, Alberto Fernández, lo que demuestra el enojo de Solá con el mandatario por como manejo su salida del gabinete: él no había puesto su renuncia a disposición en señal de apoyo e incluso, pese a los momentos convulsos que atravesaba el gabinete, seguía con su agenda. En este sentido, el todavía canciller se encontraba en viaje a México para participar de la Cumbre de la Comunidad de los Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) en reemplazo de Fernández que permaneció en el país ante la crisis política que azotaba a la Casa Rosada.

Fue en su trayecto a México que se enteró que debía dejar el cargo. El funcionario se encontraba haciendo una escala en El Salvador cuando recibió la llamada del todavía jefe de Gabinete, Santiago Cafiero: “Necesito tu renuncia”, le habría dicho el funcionario segundos antes de decirle que él mismo lo iba a reemplazar.

Solá terminó siendo la moneda de cambio entre el cristinismo y Alberto Fernández para encontrarle una salida a la crisis política: en reemplazo de Cafiero, flamante canciller, asumió Juan Manzur, otro hombre de Cristina Kirchner.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR