Seguinos en nuestras redes

Policiales

Tirotean en San Juan, la casa de un testigo en el juicio a represores de la Dictadura

Un coche detuvo su marcha frente a la casa, entonces el hombre escuchó desde el interior que gritaban “¿Te gusta declarar contra los militares?”

Un testigo del juicio que condenó en 2008 a represores de la dictadura denunció hoy haber sufrido el tiroteo de su casa por un grupo de personas que antes de disparar gritó: “¿Te gusta declarar contra los militares?”. [pullquote position=”right”]Tirotean en San Juan, la casa de un testigo en el juicio a represores de la Dictadura[/pullquote]

El hecho, según Alberto Rivas, ocurrió anoche, en medio de los festejos por el triunfo del seleccionado de Argentina al de Holanda, en la vivienda que ocupa en una zona semirural en el departamento Chimbas, del Gran San Juan. Un coche detuvo su marcha frente a la casa, entonces el hombre escuchó desde el interior que gritaban “¿Te gusta declarar contra los militares?” y “ya tenemos a dos afuera”, tras lo cual irrumpió la balacera, según dijo.

“Acababa de terminar el partido, en pleno ruido de sirenas, petardos, quién en se va a imaginar escuchar una ráfaga de balazos, encima la próxima casa vecina está a 100 metros”, relató en declaraciones al canal 13.

Rivas había estado regando el jardín externo pocos minutos antes y las balas, aseguró, impactaron en el frente y el interior, donde incluso alcanzaron a una garrafa de gas y la abollaron, pero no alcanzaron a ninguno de los ocupantes. “Dios estuvo de mi parte. Indudablemente esto ha sido más que un mensaje; si llegaban cuatro minutos antes yo estaba regando”, comentó.

Rivas declaró en el juicio por el asesinato del militante montonero José Alberto Carbajal, durante la última dictadura, y complicó con sus dichos a los ex oficiales del Ejército Jorge Olivera y Gustavo De Marchi.

Ambos ex uniformados fueron condenados pero el año pasado se fugaron durante una visita al hospital Militar, en el barrio porteño de Belgrano, y desde entonces permanecen prófugos. Por ello los agresores habrían dicho “Ya tenemos dos afuera”.

El hombre no dudó en vincular el tiroteo con su testimonio ya que, adujo, “yo no tengo problemas con nadie” y evocó lo que él contó en el juicio al tribunal.
“Yo estaba preso por una causa común, no por causas políticas, y vi cuando lo colgaron y lo descolgaron a Carbajal”, contó y lamentó que hasta ese juicio “todos creían que había sido un suicidio”.

Rivas consideró que es “de los pocos testigos que la defensa de estos malandras no han podido refutar” y reivindicó que “no fui (al juicio) por cuestiones políticas, fui porque durante 30 años, esa imagen la tuve en mis ojos sin poder contársela a nadie”.

Por último, el testigo ironizó que “creí que estaba seguro”, mientras la fiscalía del fuero federal ordenó que tenga una custodia especial de la policía.

Cine

La jefa de armas de la película de Alec Baldwin, en la mira: “no estaba segura de aceptar el trabajo”

Se trata de Hannah Gutierrez-Reed, una joven de apenas 24 años, que antes de la tragedia había contado en una entrevista que estuvo a punto de rechazar le trabajo porque no sabía cómo cargar armas de fogueo

La joven de 24 años Hannah Gutierrez-Reed fue convocada para tener a su cargo el armamento de la película Rust, donde accidentalmente el actor Alec Baldwin mató a la directora de Arte e hirió al director del film. Aunque aún no se presentaron cargos, la investigación apuntó el nombre de la joven en tanto responsable del área, pero además porque se descubrió que en una entrevista el mes pasado, Reed había declarado que tenía dudas sobre su idoneidad al frente de ese trabajo.

“Estuve a punto de no aceptar el trabajo porque no estaba segura de estar preparada, pero al hacerlo, todo fue muy bien”, había declarado Gutierrez-Reed en una entrevista con el podcast Voces del Oeste, un mes antes de comenzar el rodaje.

Allí destacaba que su punto más débil y lo que más la asustaba era la carga de armas de fogueo. Estas son réplicas de armas de fuego de alta calidad que no funcionan con munición normal, sino que llevan un taco de papel, madera o plástico que al dispararse en corta distancia puede ocasionar heridas de consideración. Para practicar acudió a su padre, el reconocido armero Thell Reed, que le habría enseñado a disparar cuando cumplió los 16.

La secuencia del horror

Según la investigación, Gutiérrez-Reed colocó tres pistolas de utilería en un carro fuera del lugar de rodaje, y el primer ayudante de dirección Dave Halls cogió la pistola del carro y se la llevó a Baldwin, sin saber que estaba cargada con balas reales.

Halls gritó “¡pistola fría!” antes de entregar el arma a Baldwin, utilizando la frase para indicar al reparto y al equipo que era segura para disparar en la escena, según la orden judicial.

La tragedia sucedió cuando, ya rodando en el interior de la antigua iglesia, Baldwin tenía que efectuar un disparo a cámara, es decir, de frente a Halyna Hutchins y Joel Souza, que se encontraba justo detrás de ella. En esas condiciones, el impacto fue letal.

Continuar leyendo

Cine

Cómo sigue la investigación por la muerte accidental de Halyna Hutchins en manos de Alec Baldwin

El actor se pronunció tras el shock: “Estoy cooperando con la investigación policial para descifrar cómo pudo ocurrir esta tragedia. Mi corazón está roto”

La tragedia se produjo cuando, por razones que aún se desconocen, un arma de utilería estaba cargada con proyectiles reales y fue disparada por Alec Baldwin (actor y productor) durante el rodaje de la película Rust, impactando en Halyna Hutchins. “Fue transportada en helicóptero al Hospital de la Universidad de Nuevo México, donde fue declarada muerta por el personal médico”, informó la oficina del sheriff del condado de Santa Fe en un comunicado el jueves.

El director de “Rust”, Joel Souza, que también resultó herido, fue llevado a un centro médico para ser atendido de emergencia pero según contó Frances Fisher, actriz de la película, fue dado de alta.

“El señor Baldwin fue interrogado por detectives. Él ofreció sus declaraciones y respondió sus preguntas. Vino de forma voluntaria, y dejó el edificio después que terminara el interrogatorio”, informó a la AFP Juan Rios, portavoz del sheriff del condado de Santa Fe.

Impactado por el shock, testigos aseguraron que el actor de 63 años no dejaba de preguntar por qué le habían dado una “pistola caliente”, es decir, un arma de fuego cargada con munición real. 

La investigación sigue abierta y aún no hay sospechosos ni se presentaron cargos contra nadie. Por su parte, el consulado ucraniano en San Francisco informó que ya se había comunicado con las autoridades estadounidenses para prestar la asistencia legal necesaria.

Hutchins, nacida en Ucrania y residente en Los Ángeles, había sido reconocida como una de las estrellas ascendentes del gremio en 2019, por la revista American Cinematographer. La Alianza Internacional de Empleados de Escenarios Teatrales, Técnicos de Películas en Movimiento, Artistas y Artesanías Afines de los Estados Unidos, sus Territorios y Canadá (IATSE), también se pronunció en redes sociales y denunció que debía haber un cambio cultural y de seguridad en los procesos de filmación.

Baldwin se pronunció este mediodía a través de su cuenta de Twitter. “No hay palabras para transmitir mi conmoción y tristeza por el trágico accidente que se ha cobrado la vida de Halyna Hutchins, esposa, madre y colega profundamente admirada. Estoy cooperando con la investigación policial para descifrar cómo pudo ocurrir esta tragedia y estoy en contacto con su marido, ofreciéndole mi apoyo a él y a su familia. Mi corazón está roto por su marido, su hijo y todos los que conocían y querían a Halyna”.

Halyna se había mostrado en sus redes sociales disfrutando tanto de los días de rodaje como de aquellos momentos de descanso en los que podía aprovechar el western mood, fotografiando el desierto, montando a caballo, formando parte de los incontables talentos que pisaron Bonanza Creek Ranch.

Continuar leyendo

Policiales

Mono asesinó a un hombre de 30 años de un ladrillazo

Ocurrió en el distrito de Shamli de Uttar Pradesh, en el norte de la India, donde sufrieron una invasión de monos que causó estragaos entre los ciudadanos locales

Un mono mató de un ladrillazo en la cabeza a un joven de 30 años en el distrito de Shamli de Uttar Pradesh, ubicado al norte de Nueva Delhi, en la India, ciudad donde sufrieron una invasión de primates que causó estragaos entre los ciudadanos locales.

El mono tiró un ladrillo desde un segundo piso y fue a caer directamente a la cabeza de Mohammad Kurbaan, de 30 años, quien falleció en el momento, según la policía local.

Kurbaan, que vendía bolsas en una tienda de la zona, se derrumbó tras ser golpeado con el ladrillo y fue trasladado al hospital, donde los médicos declararon su muerte.

Longtail macaques sit in an abandoned building in the town of Lopburi, some 155km north of Bangkok, on June 21, 2020. – Lopburi’s monkey population, which is the town’s main tourist attraction, doubled to 6,000 in the last three years, forcing authorities to start a sterilisation campaign. (Photo by Mladen ANTONOV / AFP)

Mientras investigaba, la policía descubrió que el propietario del edificio desde el que se arrojaron los ladrillos había dejado dos ladrillos encima de un tanque de agua para evitar que los monos lo abrieran, pero los animales tomaron los ladrillos y el mono asesinó a una persona.

Además, la policía informó que el grupo de monos había logrado quitar ambos ladrillos, arrojando uno a Kurbaan y el otro a una terraza cercana. Los monos salvajes estuvieron causando estragos en el distrito de Shamli de Uttar Pradesh en el norte de la India, y las autoridades locales tomaron medidas enérgicas para evitar que los monos ataquen a los habitantes de la ciudad.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR