Violencia en el fútbol

“Bebote” Álvarez regresó al país enmascarado luego de ser deportado de Brasil

El barra de Independiente llegó vestido con la camiseta de Flamengo, tal cual fue encontrado ayer en el estadio. Para evitar ser enfocado se puso una máscara y salió corriendo del Aeropuerto

domingo 6 de julio de 2014 - 6:26 pm

El jefe de la barrabrava de Independiente, Pablo “Bebote” Alvarez, quien fue deportado de Brasil el sábado por ingresar al partido entre Argentina y Bélgica, regresó hoy al país enmascarado y sin prestar declaraciones.

Alvarez había sido detenido por la Policía Militar en el estadio Mané Garrincha, de Brasilia, tras presenciar la victoria del seleccionado argentino frente a Bélgica. “Bebote”, quien estuvo en los estadios de Porto Alegre y San Pablo disfrazado y sin ser detectado, ingresó en la cancha de Brasilia vistiendo una camiseta de Flamengo y con el pelo pintado de verde, pero al finalizar el partido fue detectado por efectivos de la Policía Federal y detenido por sus pares brasileños. [pullquote position=”right”]”Bebote” Álvarez regresó al país enmascarado luego de ser deportado de Brasil[/pullquote]

Finalmente, la tercera fue la vencida para los efectivos de la Federal enviados a Brasil, luego de los intentos frustrados de encontrarlo en Porto Alegre y San Pablo. “Bebote” llegó a Brasil con otros barras del Rojo días antes del encuentro frente a Nigeria, en Porto Alegre. En esa oportunidad se puso una peluca celeste y blanca y una bufanda con los mismos colores.

Luego de ese encuentro comenzó la provocación de Alvarez a los efectivos policiales argentinos y al ministerio de Seguridad. “Bebote 1- PFA 0”, escribió en su cuenta de la red social Facebook más tarde. Y redobló la apuesta, porque viajó a San Pablo y logró ingresar al Arena Corinthians disfrazado de hincha suizo, con la cara pintada con los colores de esa bandera y una bufanda y un sombrero. Tras ese encuentro siguió la provocación con el mensaje: “Bebote 2 – ministerio de Seguridad 0.

Los efectivos de la Federal llegaron el sábado al estadio de Brasilia con fotos de Alvarez y siguieron el encuentro cerca de una bandera de los “Diablos Rojos”, como se conoce a la barra de Independiente. Sin embargo, según supo esta agencia, Alvarez estaba con barras de Flamengo.

En el Mundial de Sudáfrica 2010, Alvarez también había sido deportado de ese país, y durante los últimos dos años tuvo un duro enfrentamiento con el ex presidente de Independiente, Javier Cantero.

COMENTARIOS