Senado

Cerrado hasta nuevo aviso: Para no exponer a Boudou, el oficialismo paraliza el Senado

Todo sugiere que, tras conocerse el viernes el procesamiento del vicepresidnete, la estrategia del Gobierno será evitar darle a la oposición una tribuna desde la cual agitar el escándalo

lunes 30 de junio de 2014 - 8:33 am

El normal funcionamiento del Senado se vio alterado por las complicaciones judiciales que persiguen al vicepresidente, Amado Boudou, ya que lleva cinco semanas de una virtual parálisis legislativa que recién se interrumpirá pasado mañana, con una sesión que impulsa el oficialismo.
[pullquote position="right"]Cerrado hasta nuevo aviso: Para no exponer a Boudou, el oficialismo paraliza el Senado[/pullquote]

La vuelta a la normalidad está motivada más por el apuro del Poder Ejecutivo por avanzar con proyectos de su interés, es decir, la reglamentación de la responsabilidad del Estado y la nueva moratoria previsional, que por exponer al vice a presidir una reunión de la Cámara alta.

Todo sugiere que, luego de conocerse el viernes el procesamiento de Boudou, la estrategia del Gobierno será evitar darle a la oposición una tribuna desde la cual agitar el escándalo, que es, tal como lo reconocen en el kirchnerismo, pura pérdida política.

El ex ministro de Economía tiene previsto regresar entre pasado mañana a la noche y el jueves a la mañana del viaje por Cuba y Panamá que emprendió el pasado miércoles. Su rol lo llevará hasta entonces el presidente provisional del Senado, el santiagueño Gerardo Zamora.

Fuentes del oficialismo le señalaron al diario La Nación que, tras la sesión de pasado mañana, el Senado no se volvería a reunir hasta fin de mes.

Otros voceros del mismo sector, arriesgaron y sostuvieron que la Cámara alta entrará en una nueva parálisis que se extendería hasta mediados de agosto. Fechas en la que el kirchnerismo espera tener un panorama político más claro.

"Nosotros vamos a hacer un planteo en el recinto para que el vicepresidente se tome licencia", anticipó al respecto el jefe del bloque radical, Gerardo Morales.

"Creemos que (Boudou) tiene que pedir licencia, pero también creemos que debe ser la Presidenta la que debe pedirle que dé un paso al costado hasta que se resuelva el caso", dijo Diego Santilli al mismo medio mencionado.

El kirchnerismo admite que la situación política de Boudou se torna cada día más complicada con las noticias que surgen de los tribunales.

"Los caminos se van estrechando, estamos en un proceso preelectoral y para el PJ y el FPV esto (el caso Boudou) plantea una situación complicada", afirmó un importante legislador oficialista.

COMENTARIOS