Seguinos en nuestras redes

Política

El arzobispo de Buenos Aires ante Milei: “A muchos dirigentes les falta el termómetro social”

Durante el Tedeum, García Cuerva instó a la unidad nacional y criticó la desconexión de los políticos con las necesidades del pueblo.

El arzobispo de Buenos Aires, monseñor Jorge García Cuerva, ofreció un contundente mensaje político en el Tedeum del 9 de julio, celebrado en la Catedral Metropolitana.

Ante la presencia del presidente Javier Milei y otros miembros del gabinete nacional, el líder de la Iglesia local destacó la necesidad de un liderazgo con sensibilidad social y llamó a la unidad para enfrentar los desafíos del país.

“Señor Jesús, muchos argentinos están haciendo un esfuerzo enorme, un esfuerzo que conmueve, un esfuerzo esperanzador. No permitas que lo cascoteemos con intereses mezquinos, con la voracidad del poder por el poder mismo, con conductas reprochables que sólo demuestran que a muchos les falta el termómetro social de saber lo que viven los argentinos de a pie. No hipotequemos el futuro”, declaró el arzobispo.

García Cuerva subrayó la urgencia de abordar la pobreza infantil en Argentina, donde seis de cada diez niños viven en condiciones precarias. “Demasiadas cosas ya hicimos mal en el pasado del que nadie se hace cargo, aunque el resultado es que en Argentina seis de cada diez chicos son pobres; niños con hambre revolviendo basura, chicos no escolarizados, o con una instrucción demasiado básica, no pudiendo leer de corrido o interpretar un texto”, afirmó.

El arzobispo hizo eco del reciente lanzamiento del Plan Nacional de Alfabetización del gobierno, enfatizando la importancia de la educación básica como pilar fundamental para el desarrollo. “La educación básica tiene que ser el primer objetivo de un plan de desarrollo, porque el hambre de instrucción no es menos deprimente que el hambre de alimentos: un analfabeto es un espíritu subalimentado”.

El sacerdote enfatizó la necesidad de “insistir una y mil veces en forjar la unidad entre los argentinos, más allá de nuestras diferencias”, instando a dejar de lado los personalismos y a trabajar juntos por el bien común. “Necesitamos aprender a reencontrarnos y reconocer que somos una comunidad; dejar de lado personalismos y generar consensos y acuerdos que permitan, a la creatividad y audacia, abrir nuevos caminos; es urgente entender que nos necesitamos, que somos hermanos, hijos de la misma Patria”.

En un llamado final, García Cuerva exhortó a los líderes y ciudadanos a comprometerse con los más pobres y excluidos. “Como aquellos hombres que cargaban la camilla y como los congresales de Tucumán que declararon la Independencia, queremos ser audaces, jugarnos la vida por los que sufren, comprometernos con los más pobres y excluidos, viviendo la libertad de la mano del amor al prójimo”.

La ceremonia contó también con la presencia de la vicepresidenta Victoria Villarruel, quien no asistió al acto en Tucumán donde se firmó el Pacto de Mayo.

TE PUEDE INTERESAR