Seguinos en nuestras redes

Salud

Señales de depresión que no deben pasar desapercibidas

Algunas señales son más comunes y otras a veces son pasadas por alto

Si bien cada persona es diferente, existen ciertos indicios reveladores de depresión que a veces pueden pasar desapercibidos. Reconocerlos puede ser crucial para vos o tus seres queridos.

Cambios en los patrones de sueño

No se trata solo de dormir más o menos de lo habitual, sino de cambios en la calidad del sueño, como dificultades para conciliarlo o insomnio, que son comunes entre quienes experimentan depresión. Además, algunos pueden experimentar una necesidad persistente de dormir más de lo habitual, pero aún así sentirse cansados durante el día, lo cual puede afectar negativamente su funcionamiento diario y su estado de ánimo.

Pérdida de interés en actividades placenteras

Este síntoma se conoce como anhedonia, y es característico de la depresión mayor. Los afectados pueden perder interés en pasatiempos, hobbies o actividades sociales que antes disfrutaban profundamente. Esto afecta su bienestar emocional y su calidad de vida general.

Cambios en el apetito y peso corporal

Son síntomas físicos comunes de la depresión. Algunos experimentan una pérdida significativa de apetito y peso, mientras que otros pueden recurrir a la comida como consuelo, llevándolos a ganar peso. Estos cambios pueden ser difíciles de manejar y pueden llevar a sentimientos de frustración y autoestima baja, exacerbando aún más los síntomas depresivos.

Fatiga y baja energía

Sentirse constantemente cansado, incluso después de dormir lo suficiente, es otro indicio de depresión. Las tareas cotidianas pueden volverse abrumadoras y agotadoras. Esta fatiga persistente puede dificultar cumplir con las responsabilidades laborales, académicas o familiares, lo que puede intensificar los sentimientos de desesperanza y falta de control sobre sus vidas.

Dificultad para concentrarse y tomar decisiones

Incluso las tareas simples puedan tornarse difíciles. Este síntoma, conocido como deterioro cognitivo, puede interferir significativamente con el rendimiento en el trabajo o el estudio, aumentando el estrés y la ansiedad.

Sentimientos de inutilidad o culpa excesiva

Incluso por situaciones sobre las que no tienen control. Este sentimiento ser irracional y desproporcionado, pero es una carga emocional real que puede perpetuar el ciclo depresivo y dificultar la recuperación.

Irritabilidad y cambios de humor

La depresión no siempre se manifiesta como tristeza profunda; a veces puede mostrar síntomas de irritabilidad y cambios de humor inesperados. Este cambio en el temperamento puede afectar las relaciones interpersonales y hacer que los afectados se sientan incomprendidos o aislados, lo que contribuye aún más a su malestar emocional.

Aislamiento social y retirada

Hay un deseo de evitar interacciones sociales, de comenzar a aislarse, cancelar planes frecuentemente o evitar actividades sociales que antes disfrutaban. Este comportamiento puede ser malinterpretado por otros como desinterés o falta de compromiso, cuando en realidad es una manifestación de su lucha interna contra la depresión.

Pensamientos de muerte o suicidio

Estos no deben ser ignorados y requieren atención profesional inmediata.

Dolores físicos persistentes

Puede manifestarse a través de dolores físicos inexplicables, como dolores de cabeza, musculares o problemas digestivos persistentes. Estos signos somáticos pueden ser difíciles de diagnosticar y tratar, ya que no tienen una causa médica evidente, lo que puede llevar a frustración adicional.

Impacto en las relaciones personales

La depresión no solo afecta al individuo que la experimenta, sino también a sus relaciones personales. Los cambios de humor, la irritabilidad y el aislamiento pueden distanciar a amigos y familiares, quienes pueden sentirse confundidos o impotentes ante la situación.

Efectos en el trabajo o estudios

El deterioro cognitivo y la falta de energía pueden tener un impacto significativo en el rendimiento laboral o académico. Esto afecta al autoestima, la seguridad en el trabajo y las perspectivas futuras.

Autoestima y sentido de autocrítica

Los sentimientos de inutilidad y culpa pueden socavar la autoestima de alguien con depresión. Este ciclo de autocrítica puede perpetuar los síntomas depresivos y hacer que se sienta atrapado en un ciclo negativo difícil de romper.

Repercusiones económicas y sociales

La pérdida de empleo, las dificultades para mantener relaciones personales saludables y los gastos adicionales en tratamiento médico pueden aumentar la carga financiera y emocional para quienes la experimentan. Esto puede sentirse aún más cuando la falta de comprensión social o el estigma hacia la salud mental dificultan la búsqueda de apoyo adecuado.

El acceso a recursos adecuados de salud mental es crucial. Además del tratamiento profesional, el autocuidado y la autoayuda pueden desempeñar un papel vital en la gestión de la depresión. Practicar técnicas de relajación, mantener una rutina de sueño adecuada, hacer ejercicio regularmente y buscar el apoyo de amigos y familiares pueden ayudar a mejorar el bienestar emocional y reducir los síntomas.

Fuente: La Bioguía

TE PUEDE INTERESAR