Seguinos en nuestras redes

Economía

Desde el cambio de Gobierno se registraron casi 100.000 trabajadores privados menos

Según datos del SIPA, desde fines de noviembre hubo una disminución de 94.900 empleados privados. El rubro más comprometido fue la construcción y la provincia más afectada fue Buenos Aires.

En un contexto de severo ajuste del gasto y de contracción en la actividad económica, que aparentemente alcanzó su punto más bajo en marzo, entre el inicio del gobierno de Javier Milei y el tercer mes del presente año se observa una disminución de casi 100.000 trabajadores registrados en el sector privado. Estos datos provienen del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), el cual registra que durante ese lapso desaparecieron del sistema 94.900 empleados en dicho segmento.

El declive en la cantidad de empleados registrados coincide con una disminución en la preocupación por la inflación, la cual ha venido desacelerándose desde diciembre pasado. En este sentido, según las encuestas realizadas entre los argentinos, el miedo a perder el empleo está en ascenso, desplazando a la inflación del primer lugar de preocupaciones. 

Un estudio de la encuestadora D’Alessio Irol/Berensztein señala que por primera vez desde enero de 2021, la inflación no es el tema principal de preocupación, cayendo cerca de 25 puntos porcentuales desde la asunción de Milei (del 90% en noviembre y diciembre de 2023 al 66% en mayo de 2024). En cambio, la incertidumbre económica ocupa el primer lugar, acumulando un 68%.

Según las cifras oficiales, la mayoría de los trabajadores que dejaron de estar registrados en el SIPA son del sector de la construcción, con un total de 55.800 afectados, siendo esta actividad la más golpeada por la detención de la obra pública dispuesta por el Ministerio de Economía liderado por Luis Caputo.

Mayo cerró con un superávit fiscal de $1,3 billones

Además de las disminuciones mencionadas, también se observaron descensos significativos en otros sectores: la Industria registró una baja de 12.500 empleados, el Comercio de 5.700, las Actividades Inmobiliarias, Empresariales y de Alquiler de 10.100, y el Transporte, Almacenamiento y Comunicación de 5.000. 

Por otro lado, se destacaron mejoras en los sectores agrícola (4.700 empleados adicionales), explotación de minas y canteras (1.400) y suministro de electricidad, gas y agua (aproximadamente 100). Estos últimos segmentos parecen estar siendo impulsados por el modelo económico de Javier Milei.

Según los registros de la Secretaría de Trabajo, la provincia más afectada por la disminución de empleados privados registrados fue Buenos Aires, con una caída de 37.000 trabajadores. Le siguieron la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (9.700), Santa Fe (7.600) y Córdoba (7.100).

Los números preliminares oficiales que anticipan el movimiento del SIPA indican que la contracción del mercado laboral persistió en abril. Según la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL), el empleo privado registrado en empresas con más de 10 empleados en los aglomerados urbanos relevados experimentó una reducción del 0.4% en abril en comparación con marzo.

“Con esta variación, se verifican –en los principales aglomerados del país– cinco meses consecutivos de caída neta del empleo, y se acumula (de diciembre de 2023 a abril de 2024) una reducción de 1,9%”, indicaron en la Secretaría de Trabajo.

Fuentes del sector asegurador confirman esta tendencia negativa durante el mes de abril. En este punto, se ha observado una disminución en las cifras de las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (ART), que se consideran un indicador similar al empleo registrado tanto en el sector público como privado. En el primer cuatrimestre del año, estas cifras cayeron en promedio un 1.9%.

Los sectores más afectados, según señalan, son la construcción (-15%), el transporte (-8%), seguidos por el comercio y la industria, donde se registra una caída mensual de entre 2.000 y 4.000 trabajadores. 

Por otro lado, la minería y el sector agrícola continúan creciendo, mientras que los servicios financieros se mantienen estables. En cuanto a los servicios sociales, donde se incluyen los trabajadores públicos, se observa una disminución del 2%.

Los registros del SIPA también proporcionan una visión de la cantidad de empleados públicos registrados que han dejado de estarlo desde que Milei asumió el cargo ejecutivo. Desde que el gobierno libertario tomó el mando, se ha observado una disminución de 21.700 trabajadores públicos.

Es importante destacar que la reducción del empleo privado registrado no comenzó con el gobierno actual. Incluso durante la gestión de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, comenzaron a verse ajustes en el mercado laboral, aparte de la importante pérdida de ingresos entre los ocupados.

“De acuerdo al SIPA, con la reducción verificada en marzo, la fase contractiva del empleo formal se extiende ya durante siete meses (entre septiembre de 2023 y marzo de 2024). En ese período, alrededor de 127.000 personas se desvincularon de puestos de trabajo registrados en empresas privadas”, señaló el documento que difundió el Gobierno.

El año pasado, el Producto Interno Bruto (PBI) experimentó una caída del 1,6%, mientras que la inflación alcanzó el 21,.4% (la más alta en más de 30 años), lo que además provocó una disminución del 20,2% en los salarios del sector público, del 14,7% en el sector privado y del 31% en el sector privado no registrado.

Asimismo, cabe resaltar que casi la mitad de la fuerza laboral argentina trabaja en la informalidad o como trabajadores independientes. Por esta razón, muchos de estos trabajadores no están incluidos en el SIPA. Según la Cuenta de Generación del Ingreso e Insumo de Mano de Obra del Indec, a finales del año pasado había 23 millones de puestos de trabajo en Argentina. Un poco más de la mitad de estos (11,2 millones) son empleados formales con sueldos declarados. La otra mitad se divide entre empleados no registrados (5,7 millones) y trabajadores por cuenta propia (5,9 millones). 

Según el SIPA, que es un registro y no una encuesta, a finales de febrero pasado había un total de 13,3 millones de trabajadores registrados (tanto en el sector público como privado, incluyendo autónomos y monotributistas).

El próximo dato elaborado por la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del Indec se dará a conocer el próximo 24 de junio, lo que proporcionará una nueva visión sobre la situación del desempleo durante los primeros tres meses del gobierno libertario.

TE PUEDE INTERESAR