Seguinos en nuestras redes

Capital Federal

Tras otro violento robo en CABA, Jorge Macri pidió terminar con la “puerta giratoria” de los delincuentes

El jefe de Gobierno porteño reclamó a la Legislatura el tratamiento urgente de la Ley de Reiterancia, cuyo objetivo es endurecer las penas de quienes vuelven a cometer delitos.

El jefe de Gobierno Jorge Macri pidió terminar con la “puerta giratoria” de los delincuentes en la Ciudad de Buenos Aires, luego de conocer el prontuario de los presuntos asaltantes sospechados del violento robo al centro de estética House of Beauty de Palermo.

Una pista fue clave para capturarlos: a uno de los ladrones lo conocen como “el rengo que limpiaba vidrios”. Tiene detenciones registradas en la Ciudad por tenencia de drogas en 2021, robo en 2022 y tentativa de robo también en 2022. Fue identificado como Roberto Jorge Guatelli, de 57 años. Vive en Ciudad de La Paz al 3500, en Núñez.

Por otro lado, el más joven de la dupla de asaltantes fue identificado como Nicolas Jesús Ramos, de 28 años, argentino. Tiene entradas a las comisarías de la Ciudad por tentativa de robo en 2019, tenencia de drogas en 2020 y 2021 y dos robos en 2022 y 2023. La Policía informó que tiene domicilio en la manzana 10 de la villa 31.

Los antecedentes de los dos sospechosos detenidos por el robo al centro de estética indignaron al mandatario local, Jorge Macri, que posteó en X: “¿Cuántas veces más lo tenemos que agarrar para que quede preso?”, en referencia al prontuario de Ramos.

El robo

“Para terminar con la puerta giratoria y que en la Ciudad podamos vivir tranquilos y seguros es que necesitamos la Ley de Reiterancia”, reclamó.

Brutal robo a una estética de Palermo: “No griten porque si no salimos todos en Crónica” | Diario Crónica

El robo se viralizó porque todo quedó captado por las cámaras de seguridad del local. Allí se escucha a una de las mujeres decir “ay, no, no, no”, justo cuando ingresan los asaltantes. Una mujer que recién había ingresado logra escapar y uno de los ladrones toma del cuello y por detrás a la recepcionista, mientras les apunta a la empleada y a la clienta, que se tapa el rostro incrédulo.

Tras amenazar a una clienta y a las empleadas, los dos delincuentes escaparon con una notebook, una tablet, dos teléfonos celulares y 80.000 pesos.

El otro delincuente, con una campera azul y una gorra amarilla, deja por unos instantes su arma sobre el escritorio del frente del lugar y se lleva de allí elementos de valor.

TE PUEDE INTERESAR