Seguinos en nuestras redes

Sociedad

El Gobierno evalúa revertir el decreto que quita el servicio de grúas en los seguros de autos

La Superintendencia de Seguros ya habría decidido anular la resolución publicada en abril, que dictaminaba que las aseguradoras ya no estarían obligadas a prestar asistencia mecánica.

Ante la creciente respuesta negativa y los desafíos legales planteados por los consumidores, el Gobierno está considerando revertir la resolución que autorizó a las compañías de seguros a dejar de proveer el servicio de grúas de forma obligatoria a partir del 1° de julio próximo. Según trascendió, la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN) ya habría tomado la decisión y se espera que la resolución se firme en breve. 

La razón detrás de esta reversión sería la intención del Gobierno de evitar generar un nuevo foco de conflicto con la clase media, lo cual podría exacerbar el malestar social en un momento de ajuste económico y aumento de tarifas. Según lo señalado por el sector, la idea sería posponer el cambio para más adelante, cuando las condiciones del mercado sean más favorables.

En abril, a través de la Resolución 217/2024, la SSN determinó que las compañías de seguros sólo debían cubrir los costos de acarreo y asistencia mecánica en situaciones específicas como “daño y/o incendio que impida la circulación del vehículo, robo y/o hurto”. Esto implicaba que las aseguradoras dejarían de brindar la cobertura obligatoria que se aplicaba anteriormente, donde también se incluía el traslado del vehículo en casos de “desperfectos o problemas mecánicos, de batería, arranque, eléctricos, pinchaduras, cortaduras y/o reventones de las cámaras o cubiertas o falta de combustible”, también se procedía con el traslado de la unidad afectada.

La resolución de abril otorgó a las aseguradoras tiempo hasta el 1° de julio para ajustar su servicio. Ya algunas compañías han comenzado a notificar a sus clientes que el servicio de grúas dejará de ser obligatorio. La empresa Allianz, por ejemplo, envió esta semana un correo electrónico a sus clientes informando que “por disposición de la Superintendencia de seguros de la Nación (res 217/2024) nuestro servicio de grúa y remolque (traslado, asistencia y estadía) estará exclusivamente disponible en casos de accidente, incendio, robo y/o hurto”.

Y agregó: “Dado el nuevo marco regulatorio no podremos ofrecer remolque ni asistencia por problemas mecánicos, desperfectos u otros inconvenientes menores, siendo esta normativa de cumplimiento obligatorio para todas las aseguradoras del país”.

Según explicaron representantes de las compañías después de la publicación de la resolución en abril, ésta no les obliga a dejar de ofrecer servicios de grúa y asistencia mecánica, sino que las exime de la obligación de proveerlos. Anteriormente, estos servicios debían estar incluidos de manera obligatoria en ciertos planes de cobertura.

“Existe una percepción muy negativa de parte de los asegurados sobre la asistencia que hoy reciben y los altos costos que demanda la prestación del servicio de remolque y auxilio mecánico para situaciones ajenas a un siniestro, alteran la capacidad de responder a la función principal del contrato de seguro”, argumentó el Boletín Oficial en abril.

Recientemente, se ha observado un aumento en la demanda de asistencia mecánica y remolque en las calles, incluso “por encima de los niveles prepandemia”, con un aumento del 80% impulsado por problemas menores, según mediciones internas de algunas compañías.

El incremento en los pedidos, combinado con una reducción generalizada de la flota de grúas en todo el país, ha creado un cuello de botella con graves consecuencias para los usuarios.

Debido a estas demoras, que ahora promedian más de cuatro horas, y los reclamos mayormente centrados en la deficiencia del servicio, las asociaciones del sector han estado solicitando durante mucho tiempo a la Superintendencia que ajuste la normativa a los problemas actuales.

Sin embargo, el fin del servicio obligatorio de grúas ha generado rechazo entre los usuarios y ha dado lugar a demandas judiciales. La Asociación de Consumidores y Usuarios de la Argentina (ACUDA) presentó la semana pasada una demanda colectiva contra la Superintendencia de Seguros buscando la nulidad de la resolución. Esta acción judicial fue iniciada el 28 de mayo.

“Hemos presentado una solicitud de medida cautelar para que, en lo inmediato, se mantengan los servicios de remolque en las condiciones anteriores a la entrada en vigor de la resolución impugnada”, explicó la asociación en un comunicado oficial.

TE PUEDE INTERESAR