Seguinos en nuestras redes

Política

La Iglesia le pidió al Gobierno que entregue “rápidamente” los alimentos guardados en depósitos

El presidente del Episcopado, Oscar Ojea, pidió que no se pierda la sensibilidad en un momento de emergencia alimentaria.

En medio de la controversia entre el Ejecutivo y los movimientos sociales por las cinco mil toneladas de alimentos retenidos en dos depósitos, la Iglesia le ha exigido al gobierno de Javier Milei que distribuya estos alimentos de manera urgente. El presidente del Episcopado, el obispo Oscar Ojea, advirtió sobre el riesgo de perder sensibilidad ante “un derecho primario como el derecho al alimento”.

Oscar Ojea expresó en un mensaje difundido este domingo: “Nos hemos enterado sobre la existencia de dos depósitos de alimentos que tienen cinco mil toneladas de alimentos guardados”. Sin hacer consideraciones sobre las razones de este almacenamiento, Ojea subrayó la importancia de reflexionar sobre la emergencia alimentaria actual.

Oscar Ojea, presidente del Episcopado

El obispo insistió en la urgencia de la distribución: “Rápidamente tienen que ser entregados, esta sensibilidad frente al pan que yo tengo y puede faltar en otras mesas va contra todo lo que significa, por ejemplo, cuando tiramos comida”. Recordó una tradición cristiana, destacando la necesidad de valorar y compartir el alimento con quienes más lo necesitan.

Además, Ojea expresó preocupación por la expansión del juego online, resaltando la necesidad de regulación: “Desde que se ha legalizado ha crecido tremendamente a través de compañías que se enriquecen muchísimo mediante de esto que significa ‘tener un casino en casa’”. Alertó sobre el incremento de la ludopatía entre jóvenes y el impacto negativo del juego en adolescentes.

En su reflexión, Ojea animó a la comunidad a mantener un amor fraterno y a cuidar a los jóvenes de caer en adicciones, vinculando estas preocupaciones con la celebración de la Santísima Trinidad. “Que este amor fraterno especialmente con aquellos que no comen o no comen bien y que este cuidado y esta preocupación por nuestros jóvenes para que no entren en otras adicciones, sean claves para que podamos entrar en este misterio del Dios que es amor y vivir la bondad, la misericordia y la grandeza del corazón que inspira el mismo misterio de Dios”, concluyó.

TE PUEDE INTERESAR