Seguinos en nuestras redes

Economía

Luis Caputo aseguró que el Gobierno tiene “todo armado para llegar a la dolarización”

El ministro de Economía habló de los datos sobre la inflación de abril, el levantamiento del cepo y la importancia de las inversiones extranjeras. “La recuperación está cerca”, afirmó.

El ministro de Economía, Luis Caputo, celebró el índice de inflación de abril del 8,8% y explicó por qué el Gobierno también lo festejó: “Se festeja la confirmación de que estamos por el rumbo correcto”. “Todo lo que estamos haciendo es para salir del cepo”, añadió.

En una reciente entrevista, el funcionario arremetió contra los analistas que pronosticaban un escenario económico más negativo y señaló que esto contribuyó a la escalada de precios. “Soy optimista de que la recuperación está muy cerca”, enfatizó.

“Venimos de un desastre y una hiperinflación. Aun habiendo anunciado el programa, decían que iba a haber más inflación y un crawling del 6%”, argumentó Caputo, en diálogo con el periodista Pablo Rossi. 

“Estamos haciendo lo que dijimos que íbamos a hacer y está pasando lo que dijimos que iba a pasar”, remarcó. A su vez, el ministro defendió la política de competencia de monedas que planteó el Gobierno al inicio de su gestión y sostuvo: “Esto estaba estudiado. Fue la razón por la que nos pusimos de acuerdo. Tenemos todo preparado para la dolarización. Está recontra estudiado”.

En relación al cepo, Caputo negó que la estabilidad económica y el superávit fiscal se deban a su vigencia. En cambio, indicó: “El Gobierno no está enamorado del cepo, lejos de eso. Todo lo que estamos haciendo es para salir del cepo. Con el gobierno anterior había cepo y el dólar pasó de 60 a 1000”. En esta línea, destacó la imposición de una tasa de valor negativo como una medida clave: “Si no lo hubiéramos hecho, estaríamos en la puerta de la hiperinflación”, afirmó.

El titular de Hacienda también abordó la pérdida de poder adquisitivo. “Siempre dijimos que no iba a ser fácil. Esto es lo mejor que podríamos estar. Hay mucha divergencia en los precios. Nadie esperaba que funcionara aunque llegáramos al equilibrio fiscal, el Bopreal funcionara y que el Central comprara reservas. Los analistas económicos presagiaban un futuro más funesto, y ante eso los empresarios reaccionaban”.

En cuanto al valor de los precios y del dólar, explicó que “cuando la situación económica es muy mala, como era hace cinco meses, el dólar se encarece y los bienes se abaratan en relación con el dólar. Cuando la situación se arregla, sucede lo contrario”. “Es normal lo que estamos viendo ahora. Lo impactante es que ocurrió en un tiempo muy corto”, añadió.

Tras ser consultado por la frase de Javier Milei, quien lo llamó “Chanchito de yeso”, Caputo le agradeció y destacó: “Debo ser la envidia de muchos ministros de Economía, porque debo ser el que más apoyo tiene de las últimas décadas. Hace mi trabajo más simple. La presión política, sin apoyo, es muy difícil de enfrentar en el espectro político”.

De igual manera, el economista consideró que lo más importante para que el programa económico logre tener éxito es que el país genere credibilidad. “La Argentina no tiene credibilidad, que es la materia prima para hacer cosas. La credibilidad viene dada por el país y por tus políticas. La primera ya nos viene en contra, así que solo podemos buscar la segunda por ahora”, evaluó.

Qué dijo Luis Caputo sobre la Ley Bases, impuestos y el acuerdo con el FMI

En la entrevista, el ministro de Economía también abordó varios puntos relacionados con la Ley de Bases y otros temas importantes. En este aspecto, explicó que si bien la aprobación de la Ley de Bases y el paquete fiscal es muy importante, “genera mucha resistencia”. “La oposición no quiere que nos vaya bien”, afirmó.

En cuanto al Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI), un tema controvertido en Diputados y Senadores, Caputo afirmó que “el RIGI es bueno para todo el mundo. Lo que se escucha sobre el RIGI es parte de querer desvirtuarlo”. 

“No es que habrá inversores privilegiados, es que se necesitan nuevas inversiones”, señaló en referencia a los dichos de la oposición acerca de que el RIGI tendrá privilegios para empresas extranjeras en detrimento de las locales.

Sobre los impuestos, el ministro señaló: “Para poder bajar impuestos, necesitamos tener superávit consolidado, porque de lo contrario, si bajamos los impuestos hoy, la consecuencia inmediata es que recaudaríamos menos. Entonces o profundizamos el ajuste, que es más recesivo, o tenemos déficit, y nos dirían que no estamos cumpliendo”.

“El impuesto PAIS es transitorio y voy a cumplir con mi palabra. Como dijo el Presidente, por eso no se coparticipan los impuestos, porque la idea es bajarlos. Las provincias recaudan más que Nación y el déficit está en Nación. La única manera de ganar credibilidad es cumplir”.

En relación a las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el ministro indicó que aún no han comenzado pero que se iniciarán en las próximas semanas. Asimismo, enfatizó la necesidad de encontrar financiamiento internacional y señaló que se empezará a hablar con el sector privado para conseguir fondos. 

“Vamos a empezar a hablar ahora. No hemos hablado con nadie del sector privado para conseguir plata. Hubo algunos llamados de bancos del exterior que se comunicaron con el Central. Hay ofrecimientos pero no buscamos financiamiento. Hay que sanear el balance del Banco Central primero”, señaló.

Por último, en línea con los recientes dichos de Javier Milei en sus discursos en Estados Unidos, el funcionario dejó un contundente mensaje a los empresarios: “Inviertan que, si invierten, vamos a tener superávit; si tenemos superávit, vamos a bajar impuestos; se va a recuperar la economía; se va a recuperar el salario real”.

TE PUEDE INTERESAR