Seguinos en nuestras redes

Educación

La UBA llegó a un acuerdo con el oficialismo por el presupuesto, pero aún hay 60 universidades en conflicto

Tras la autorización de los fondos nacionales para la unidad académica porteña, se extiende el reclamo por mayores partidas de dinero para otras instituciones educativas del interior del país.

Un mes después de que se desatara públicamente un conflicto entre la Universidad de Buenos Aires (UBA) y el Gobierno nacional por el recorte de las partidas presupuestarias en el marco del ajuste al Estado que lleva adelante Javier Milei, desde la unidad académica indicaron que hubo acuerdo con el Ejecutivo, por lo que levantaron la emergencia económica.

Así lo indicaron desde el Consejo Académico Superior de la institución porteña, a través de un comunicado: “Esto surge a partir del refuerzo que el Gobierno Nacional aprobó hoy tras las negociaciones con las autoridades de la Universidad. Este presupuesto está destinado exclusivamente al funcionamiento operativo de esta institución. De todos modos, continúa la preocupación por la cuestión salarial, investigación e infraestructura”, destacaron.

Después de la masiva marcha universitaria, Sandra Pettovello recibió al rector de la UBA

En el acuerdo se incrementan los envíos de dinero para afrontar los fuertes gasto en luz, gas y agua, que recibió la institución educativa superior, como consecuencia de las fuertes subas en el sector de servicios que autorizó la gestión libertaria en los últimos meses.

Según indicaron desde la UBA, el Ejecutivo nacional enviará unos 26.016.488.265 de pesos más, para afrontar los Gastos de Funcionamiento y otros $35.436.785.336 para sostener los niveles de atención de la salud, sin perjudicar el resto de las funciones que llevan adelante las instituciones educativas.

“Resulta oportuno suspender la emergencia presupuestaria vigente en el ámbito de la Universidad estableciendo, no obstante, el estado de alerta y profunda preocupación tanto en materia de la imperante actualización salarial así como también de la continuidad de las asignaciones presupuestarias aún restantes que permitan la planificación y desarrollo de todas las actividades durante el presente ejercicio”, agrega el texto emitido por la Universidad porteña.

Polémica en la UBA por contrataciones directas a empresas vinculadas con sus autoridades

Sin embargo, existen otras 60 universidades nacionales que aun luchan por obtener una mejora en su presupuesto que sea acorde a la inflación de los últimos meses. “Estamos en plena discusión viendo si nos dan lo mismo a todos. Si no, habrá problemas”, indicó el rector de la Universidad Nacional de San Luis y actual presidente del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), Víctor Moriñigo.

Desde el CIN señalaron además, que el acuerdo con la UBA es una “discriminación federal injusta” para con el resto de las instituciones que se encuentran en las mismas o perores situaciones económicas, ante el congelamiento del presupuesto nacional y la suba de los costos atados a la inflación.

TE PUEDE INTERESAR