Seguinos en nuestras redes

Política Internacional

Rusia descubrió una inmensa reserva de petróleo en la zona de la Antártida Argentina

De acuerdo al canal de los BRICS, el Kremlin halló una reserva 30 veces mayor a Vaca Muerta y activa las alarmas sobre una posible violación al Tratado Antártico.

La noticia sobre el presunto descubrimiento de una reserva gigante de hidrocarburos en la zona de la Antártida –específicamente en el territorio sobre el cual la Argentina planta bandera–, por parte de Rusia, ha generado preocupación en el ámbito internacional. Se trata, nada más y nada menos, que de un área también disputada por el Reino Unido y Chile.

“Rusia descubre reserva de petróleo y gas en territorio antártico británico. Contiene un valor estimado de 511 mil millones de barriles de petróleo, 10 veces la producción del Mar del Norte en los últimos 50 años”, difundió BRICS News, el canal oficial de comunicación del grupo BRICS, que integran Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Es importante comprender, además, que el hallazgo que comunicó el medio equivale a 30 veces Vaca Muerta

Cabe destacar que este descubrimiento plantea preocupaciones sobre posibles violaciones al Tratado Antártico, un acuerdo internacional firmado en 1959 por Argentina, Australia, Bélgica, Chile, Francia, Japón, Nueva Zelanda, Noruega, la Unión del África del Sur, Rusia, Reino Unido y los Estados Unidos. 

En el tratado, se establece que la Antártica se utilizará “exclusivamente para fines pacíficos”, por lo que prohíbe toda medida de carácter militar, tal como el establecimiento de bases y fortificaciones militares, la realización de maniobras militares, así como los ensayos de toda clase de armas. Asimismo,  sólo autoriza el uso de personal o equipo militar para investigaciones científicas o cualquier otro fin pacífico.

Desde hace tiempo, Rusia ha llevado a cabo programas de mapeo y sondeo de la geología antártica, tanto en tierra como en el lecho marino. Sin embargo, este presunto descubrimiento de una reserva de gas y petróleo equivalentes a 511.000 millones de barriles de petróleo –una cantidad aproximadamente diez veces mayor que la producción total del Mar del Norte en cincuenta años–, podría tener implicaciones significativas para la región y requerirá de un análisis cuidadoso por parte de la comunidad internacional.

El Gobierno argentino está siguiendo de cerca el tema, aunque ha optado por mantener un silencio público al respecto. Por el momento, se sabe que la Casa Rosada tiene conocimiento de que el Kremlin tiene datos sobre estas reservas desde 2020. 

El tema fue debatido en el Parlamento británico la semana pasada y fue cubierto por el diario inglés Telegraph a través de una nota firmada por el periodista Jonathan Leake. No obstante, aún no hay certezas respecto a si la acción rusa se trata efectivamente de “prospección” de recursos en la región. 

Aunque Rusia no ha oficializado la información, tampoco se ha pronunciado sobre el comunicado de BRICS News, bloque del que forma parte. De esta manera, la noticia agrega tensión geopolítica al mundo, especialmente en un contexto marcado por la invasión rusa de Ucrania. 

Según el Tratado Antártico y el Protocolo sobre protección al medioambiente, está prohibida cualquier tipo de explotación de minerales en la región, aunque se permite la investigación científica.

La presencia rusa en la Antártida, principalmente para investigaciones científicas, ha generado sospechas a nivel global sobre las intenciones de Vladimir Putin para explotar recursos naturales y para un posible despliegue militar en la región, ambos aspectos que están vedados por el Tratado Antártico.

TE PUEDE INTERESAR