Seguinos en nuestras redes

Política

Ley Bases: la oposición dialoguista anticipó que aceptará los cambios del Senado

La Cámara alta retoma el tratamiento de la normativa con la presencia de más de 30 expositores. Hay gran expectativa por la ponencia de Nicolás Posse.

En una nueva jornada de debate el Senado de la Nación, retoma el tratamiento en comisiones de la Ley Bases, que envió el Gobierno y obtuvo media sanción en Diputados. Se espera otro día cargado de presentaciones y hay gran expectativa por el desembarco del jefe de Gabinete, Nicolás Posse, quien responderá más de mil preguntas de los legisladores.

Esta es la quinta jornada de tratamiento del proyecto propuesto por el presidente Javier Milei, en donde los temas que más polémica generan en el recinto son el paquete fiscal, la reforma laboral y el impuesto a las Ganancias.

Si bien desde el oficialismo esperan obtener un dictamen favorable en los próximos días, el debate podría extenderse a la semana que viene, ya que aún restan alrededor de 30 expositores ante las comisiones de Legislación General, Presupuesto y Hacienda y Asuntos Constitucionales.

Martín Llaryora cruzó al oficialismo por el Pacto de Mayo: “Hay que bajar el nivel de improvisación”

Luego de más de tres horas de exposiciones y debate, arrancó la segunda ronda de invitados con los expositores Mariano Llinás (cineasta), Esteban Wolff, Silvia Torres Carbonell, María Lucía “Pimpi” Colombo (Secretaria General del SACRA) y Jorge Yoma.

La oposición dialoguista anticipó que aceptará los cambios del Senado

En el PRO, se percibe una disposición a respaldar cambios, siempre y cuando sean acordados con el Gobierno. En este aspecto, Cristian Ritondo parece estar jugando un papel clave en estos acercamientos, aún más luego de su reunión con  con Karina Milei, la poderosa secretaria general de la Presidencia.

En cuanto al radicalismo, las opiniones están divididas, lo que refleja la complejidad del panorama político actual. Algunos están enfocados en lograr una modificación ordenada de la ley; mientras que otros, cercanos a figuras como Facundo Manes y Martín Lousteau, tienen la esperanza de que se implementen cambios significativos, especialmente en aspectos como el blanqueo y los beneficios para las inversiones.

En cuanto a Hacemos Coalición Federal, el bloque de Miguel Angel Pichetto, aguarda detalles sobre las modificaciones que podrían surgir en el Senado, pero ya anticipan su disposición a respaldar ciertos cambios propuestos por figuras como Lousteau, Tagliaferri y Abad, particularmente en temas como el Régimen de Incentivo a la Generación de Ingresos (RIGI), Ganancias y el blanqueo.

En cierta medida, los planteos de los senadores de los bloques dialoguistas son los mismos que Pichetto, Emilio Monzó, Nicolás Massot y Oscar Agost Carreño llevaron a las reuniones con el Gobierno y que no fueron incluidos en el texto final.

En la previa a su exposición en el Senado, Nicolás Posse realizó su primera aparición pública

Aunque el oficialismo busca acelerar el dictamen, debe enfrentar los pedidos de cambios de la oposición

La situación en el Senado parece estar bastante movida, con el oficialismo buscando acelerar las negociaciones para dar forma a un nuevo proyecto de Ley de Bases. Sin embargo, se están enfrentando a una serie de desafíos, especialmente debido a los numerosos pedidos de modificaciones de los bloques aliados, lo que complica el proceso.

El vicejefe de Gabinete, José Rolandi, está jugando un papel importante al mantener contacto con los senadores que han expresado preocupaciones en las comisiones. Por otro lado, la secretaria de Planeamiento Estratégico, María Ibarzabal Murphy, está recorriendo despachos en el Senado para recopilar los principales planteos y buscar soluciones.

Es interesante destacar que, a diferencia de lo que ocurrió en Diputados, donde ambos funcionarios se reunieron con Martín Menem; en esta ocasión no están tan centrados en dialogar con Victoria Villarruel, lo que sugiere que la dinámica de negociación podría ser diferente en el Senado.

En cuanto a la UCR, liderada por Eduardo Vischi y con 13 legisladores, parece que están tomando una postura activa en la discusión. Han identificado una serie de temas en los que solicitarán modificaciones, incluyendo el RIGI y el blanqueo. En este último caso, están proponiendo que se exceptúe a los hermanos, pero también sugieren prohibir el blanqueo en criptomonedas. A su vez, exigen que se reincorpore el monotributo social que, con la modificación de pisos, se eliminó. 

La bancada radical parece estar buscando maneras de mantenerse unida frente a las decisiones que deben tomar en torno a la Ley de Bases. Además de la discusión sobre el impuesto a las Ganancias, están buscando incorporar al debate una recomposición para jubilados y el financiamiento de universidades, temas que están siendo debatidos en Diputados pero que podrían ser incluidos en la discusión en el Senado.

Sin embargo, la bancada parece estar enfrentando ciertas tensiones internas, como se evidenció en la reunión reservada entre Guillermo Francos y Martín Lousteau, que no fue bien recibida por todos los legisladores. Algunos se enteraron por los medios y otros consideraron que fue una “desorganización” porque se salteó al jefe de bloque.

En cuanto a Ganancias, sigue siendo una incógnita. Además de los legisladores patagónicos que han expresado su oposición, también hay otros legisladores federales que podrían no apoyar el proyecto. Los rumores sobre posibles cambios son variados, incluso se menciona la posibilidad de que el Ejecutivo acepte eliminar del pago de Ganancias a todos los patagónicos, lo cual sería un giro drástico ya que el proyecto original eliminaba el diferencial del 22% que beneficia a las provincias patagónicas por zona desfavorable.

Eliminar a todos los patagónicos del pago del impuesto a las Ganancias podría generar un problema con el resto de las provincias, ya que podría percibirse como una medida injusta o discriminatoria. De todos modos, los legisladores patagónicos están sintiendo una fuerte presión en torno a este tema y podrían estar dispuestos a colaborar de alguna manera, como abstenerse o ausentarse, para permitir la aprobación de la norma, aunque no votarían a favor.

Sin embargo, aún si se logra un acuerdo en el Senado, existe la posibilidad de que la Ley de Bases encuentre obstáculos en su ratificación en Diputados. Si el proyecto regresa a Diputados con modificaciones y no se alcanzan los dos tercios de los votos necesarios, la norma podría volver a ser debatida y podría no obtener la aprobación final. 

TE PUEDE INTERESAR