Seguinos en nuestras redes

Salud

Los alimentos ultraprocesados ​​que más debés evitar, según un estudio

A qué conclusiones llegó esta investigación de 30 años de duración

Según un estudio de que llevó 30 años, comer ultraprocesados ​​se asocia con un riesgo temprano de muerte, pero diferentes alimentos tienen diferentes impactos.

Las carnes procesadas y los alimentos y bebidas azucarados no se correlacionan con los mismos riesgos que los cereales integrales ultraprocesados, por ejemplo, afirmó el autor principal del estudio, el Dr. Mingyang Song, profesor asociado de epidemiología clínica y nutrición en la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard.

El estudio analizó datos de más de 100.000 profesionales de la salud en Estados Unidos sin antecedentes de cáncer, enfermedades cardiovasculares o diabetes. Desde 1986 hasta 2018, los participantes proporcionaron información sobre sus hábitos de salud y estilo de vida cada dos años. Cada cuatro años, completaron un cuestionario alimentario detallado.

El grupo que consumía menos ultraprocesados ​​comía unas tres porciones al día en promedio, mientras que el más alto un promedio de siete porciones al día. Los que comían más, tenían un 4% más de riesgo de muerte por cualquier causa, incluido un 9% más de riesgo de muertes neurodegenerativas, mostraron los datos.

Song describió la correlación como “moderada” y señaló que la conexión no era igualmente fuerte entre todos los tipos de ultraprocesados: “La asociación positiva está impulsada principalmente por unos pocos subgrupos que incluyen la carne procesada y las bebidas endulzadas con azúcar o artificialmente”.

No necesariamente recomendaría un rechazo total de todos los ultraprocesados ​​porque es una categoría diversa, dijo. “Los cereales, los panes integrales, por ejemplo, también se consideran ultraprocesados, pero contienen diversos nutrientes beneficiosos como fibra, vitaminas y minerales. Por otro lado, creo que se debería intentar evitar o limitar el consumo de otros como la carne procesada, las bebidas azucaradas y también las potencialmente endulzadas artificialmente“.

De todos modos, hay que tener en cuenta que el estudio es sólido debido a la extensión de tiempo que abarca, pero es observacional. Eso significa que, si bien los investigadores pueden notar una correlación, no pueden decir que los alimentos fueron la causa de las muertes, afirmó el Dr. Peter Wilde, miembro emérito del Quadram Institute Bioscience en el Reino Unido.

Los investigadores también necesitan examinar más a fondo los componentes de las comidas ​​que podrían estar afectando la salud (ya sean aditivos alimentarios, emulsionantes o saborizantes) para asesorar a las instituciones sobre cómo regular los alimentos, afirmó Song.

También encontraron que el factor más importante para reducir el riesgo de muerte es la calidad de la dieta general. El patrón dietético general sigue siendo el factor predominante que determina los resultados de salud. Una dieta saludable es variada, con tantas frutas y verduras coloridas como sea posible, y cereales integrales, dijo Wilde.

Por otro lado, hay que tener noción de los alimentos deben consumirse en equilibrio. Por ejemplo, el jugo de fruta contiene vitaminas, minerales y antioxidantes beneficiosos cuando se ingiere con moderación, pero demasiado tendrá altos niveles de azúcar que pueden anular sus beneficios.

“Un alimento en particular no es ni bueno ni malo, contendrá elementos de ambos y el equilibrio entre los dos puede depender de cuánto se coma”, cerró Wilde.

Fuente: CNN

TE PUEDE INTERESAR