Seguinos en nuestras redes

Televisión

Fuerte cruce entre Ricardo Canaletti y Eduardo Belliboni: “Juntapulgas, andá a laburar”

El periodista y el dirigente del Polo Obrero protagonizaron una feroz pelea en Mañanisima, en medio de una entrevista donde el dirigente piquetero fue invitado para analizar el paro general previsto para el jueves 9 de mayo.

En la previa al paro general impulsado por la CGT para el jueves 9 de mayo, el dirigente del Polo Obrero Eduardo Belliboni y el periodista Ricardo Canaletti vivieron un intensó cruce en la mañana del El Trece.

Mientras hablaba de la movilización donde el sindicalismo tiene previsto frenar el transporte en todo el país y de la situación económica, el columnista especializado en policiales y conductor de Cámara del Crimen indagó al piquetero y todo derivó en severas descalificaciones .

Todo se disparó cuando pidieron la intervención de Canaletti como abogado, para que expusiera sobre la constitucionalidad o no del corte calles para protestar.

“Me hace mal, para mí es un virus, a mí me hace mal al corazón, me da pericarditis este señor, no quiero hablar”, lanzó el periodista aludiendo a Belliboni,

“Me da mucha lástima que alguien le rehuya al debate, diciendo que le doy pericarditis, yo no le doy pericarditis a nadie”, respondió Belliboni.

“Tomátelas, ¿siempre lo mismo esto? Saquen del aire a un tipo que…”, exclamó Canaletti.

“No digas pavadas, votante de Milei, votante de Milei oculto, que diga que votó a Milei, que quiere que este gobierno siga atacando trabajadores, diga eso señor Canaletti, listo y ya está. Pericarditis nada, pericarditis tuve yo, no digas pavadas”, insistió Eduardo Belliboni
Canaletti: —Usted es un virus, un virus para la sociedad.

“Usted no tiene con qué discutir, usted es un maleducado, usted es un tipo que repite siempre lo mismo, usted es un tipo que debería poner sobre la mesa de qué vive, una y mil veces”, prosiguió el periodista.

Hasta que Canaletti frenó la charla y explotó: “No, no, no. Hablamos los dos a la vez. ¿Sabe qué? Váyase al carajo”. “Y déjese de joder”, concluyó.

TE PUEDE INTERESAR