Seguinos en nuestras redes

Economía

Juicio por el cupón del PBI: los “fondos buitre” apelaron el fallo a favor de la Argentina

Los fondos de inversión litigantes en Nueva York apelaron el fallo que permitió que el país evite embargos por USD 1400 millones.

Los fondos de inversión que demandan a la Argentina ante la Justicia estadounidense por el mal cálculo del crecimiento del PBI –que afectó negativamente sus pagos, según aducen–, han apelado el fallo de la Juez Loretta Preska que benefició al país en el caso conocido como “caso Cupón PBI”. La demanda, iniciada a fines de 2019, resultó en un fallo a favor de Argentina hace un mes, más por cuestiones formales que de fondo.

Según explicó el CEO de Latam Advisors, Sebastian Maril, en la red social X, quien sigue de cerca todas las demandas contra el país en los tribunales internacionales, “la magistrada neoyorquina no opinó sobre el cálculo del PBI, sino que desestimó el reclamo de los acreedores por no haber cumplido con los requisitos necesarios para poder demandar al país”. 

Este fallo a favor, como cualquier otro, perjudica o beneficia solo a los demandantes, a diferencia de un nuevo juicio por idénticos motivos presentado el año pasado pero que incluye a toda la serie de warrants en dólares bajo jurisdicción Nueva York.

La apelación se da en el marco de una demanda por USD 500 millones. En simultáneo, hay otro juicio en curso por USD 6.000 millones presentado por los mismos demandantes más el Bank of New York como representante de todos los bonistas afectados. “Este segundo juicio, seguramente ingresó por la puerta correcta”, apuntó Maril.

Se busca saber cómo se media el crecimiento económico durante el gobierno de Cristina Kirchner, cuando Axel Kicillof era el ministro de Economía

En el fallo a favor del país, Preska no abordó la cuestión de fondo sino que simplemente la descartó porque los demandantes no estaban habilitados a realizar ese tipo de presentación. Esto quiere decir que se equivocaron el encuadre del caso, algo que Maril descarta vuelva a pasar con la nueva demanda. 

“En el fallo, Preska no habló en absoluto del Indec, ni habló sobre la posible mala fe de Argentina al cambiar la fórmula con la cual estimaba su PBI semanas antes de anunciar el pago para el año 2013. Preska le dedicó un solo párrafo a este tema del Indec, diciendo que este juicio no se trata sobre el organismo y sobre la posible mala fe de la Argentina de calcular equivocadamente su PBI”, explicó el experto financiero.

“Esto se trata de un tecnicismo: la cláusula 4.8 y 4.9 del prospecto, que se llama no action clause y que impide a los demandantes haber presentado esta demanda por motivos A, B y C que no voy a explicar ahora. Motivo por el cual afirma que esta demanda nunca podría haber sido presentada por los demandantes tal cual está porque no cumplía con la no action clause; es decir, entraron por la puerta equivocada. Hay que ver si la nueva demanda presentada en el 2023 se ve afectada por este fallo de Preska”, aclaró Maril.

En principio, el Estado argentino evita el pago de unos USD 1.400 millones en esta primera instancia en los tribunales estadounidenses frente a la demanda iniciada de manera conjunta por los fondos Aurelius Capital, Novoriver, ACP, 683 Capital, WASO y Romano, entre otros. 

Juicio por el cupón PBI: la Argentina evitó embargos por USD 1.400 millones en Londres

La demanda se originó luego de que en marzo de 2014 el gobierno de Cristina Kirchner determinara que el crecimiento económico había sido inferior al informado inicialmente, eximiendo así al Tesoro de pagar el cupón.

El 27 de marzo de ese año, el entonces ministro de Economía, Axel Kicillof, informó que en el 2013 la economía creció un 3%, por debajo del 3,22% necesario para que se gatille el pago del cupón de PBI. “Es un muy buen desempeño de la economía argentina en un contexto internacional adverso”, aseguró el titular del Palacio de Hacienda, y explicó que dicha tasa fue “casi seis veces más” que la de la expansión económica experimentada por Alemania.

Según se desprendía del EMAE (Estimador Mensual de Actividad Económica) del INDEC, correspondiente a diciembre de 2013 -y publicado el 21 de febrero de 2014-, la economía argentina había crecido el 4,9%, pero en marzo de 2014 el ente estadístico publicó los datos trimestrales consolidados del PBI, con un crecimiento anual menor, de 3% para el 2013. El resultado inferior al esperado debido a que el INDEC aclaró que cambió el año base al 2004 desde 1993 para el cálculo del desempeño de la economía.

TE PUEDE INTERESAR