Seguinos en nuestras redes

Salud

Trucos para desmoldar una gelatina fácilmente sin que se rompa

Cuatro formas para sacarla del molde sin estropearla

Para desmoldar la gelatina que preparaste sin que se rompa en el intento, podés probar alguno de estos cuatro trucos.

Agua caliente

Aflojá los bordes y la base con un poco de agua caliente. Para ello, colocá suficiente agua caliente en un recipiente amplio e introducí el molde dentro del agua. El calor ayudará a que las paredes se ablanden y podrás desmoldarla fácilmente. Solo tené cuidado y no dejes que el agua llegue a tocarla.

Paños húmedos con agua caliente

Si el molde es demasiado grande, colocá agua caliente en un recipiente y mojá uno o dos paños de cocina con el agua. Envolvé el molde en los paños y, tras unos segundos, podrás desmoldarla fácilmente gracias al calor del agua. Usá guantes de goma para evitar quemaduras.

Manos y cuchillo

Tirá ligeramente los bordes de la gelatina hacia el centro para ir despegando tu postre del molde. Podés ayudarte de un cuchillo si tenés bordes lisos como en un molde circular o en un molde cuadrangular. Tené paciencia, ya que requiere de más tiempo que los métodos anteriores.

Aceite

Untá unas gotas de aceite en tu molde antes de verter la gelatina dentro. Al cuajarse, no se va a adherir a las paredes del molde y sacarla del recipiente será mucho más fácil.

Fuente: Gastrolab

TE PUEDE INTERESAR