Seguinos en nuestras redes

Política

En medio de los fuertes aumentos, Kicillof debió congelar la suba de patentes prevista para mayo

El gobernador decidió no aplicar la actualización por inflación del Impuesto Automotor que estaba agendada para el quinto mes del año.

El gobierno de la Provincia de Buenos Aires decidió congelar la suba prevista para mayo de la patente (Impuesto Automotor), tras la polémica generada por los fuertes aumentos impositivos que afectaron a los bonaerenses.

Así, el Gobierno provincial decidió no hacer uso de las facultades que le otorgó la Legislatura provincial al mandatario bonaerense, Axel Kicillof para realizar actualizaciones de las cuotas por inflación en todos los tributos patrimoniales. La medida regirá, en principio, para la cuota 2 del Impuesto Automotor que vence en mayo, que mantendrá el mismo valor de la cuota 1 que ya venció.

Ley Impositiva autorizó al gobierno bonaerense, más allá de las subas globales respecto del año pasado, a actualizar las cuotas de los impuestos en relación a la inflación registrada en cada período.

Pero, ante las intensas críticas recibidas, desde la gestión Kicillof informaron que, al menos la cuota 2 el tributo tendrá el mismo valor que la cuota 1. Según la agencia NA, para el tercer vencimiento no hay decisión tomada. Al respecto, desde el gobierno bonaerense sostuvieron que “Milei propone un día a día, no tenemos parámetros claros para planificar”.

La versión respecto de la eventual medida oficial de no aplicar la actualización de la cuota había comenzado a trascender en los últimos días en distintas fuentes. “En el caso del Automotor se interpretó que con el aumento de las valuaciones y quita de bonificaciones, por ahora los ingresos por este impuesto están en línea con lo previsto”, señalaron las fuentes consultadas.

Una de las voces más críticas fue la del diputado libertario José Luis Espert, quien animó a los contribuyentes de la Provincia de Buenos Aires a no pagar los impuestos Inmobiliario y Automotor, que este año se incrementaron en 300% por la ley fiscal que la Legislatura le aprobó a Kicillof.

El diputado oficialista defendió su postura de no pagar los impuestos correspondientes y sostuvo que el mandatario K es “un caradura”.

Si yo no hubiera hecho el llamado a la rebelión fiscal, este impuestazo feroz de Kicillof pasaba como si nada. A los ciudadanos no nos escuchan”, sostuvo Espert, quien agregó: “Estoy convencido de haber llamado a la rebelión, porque es la única manera que tenemos los contribuyentes de protestar“.

Y continuó: “Es una violación del derecho de propiedad, y lo que está haciendo Kicillof es expropiatorio. Es una locura”.

TE PUEDE INTERESAR